Quantcast

Ministerio y Generalitat mantienen su respaldo al plan descontaminación Flix

Barcelona, 19 nov (EFE).- El Ministerio de Medio Ambiente y la Generalitat de Cataluña mantienen su apoyo al comienzo inminente del plan de descontaminación química del embalse del Ebro en Flix (Tarragona), y de la construcción de seis pozos para garantizar el suministro de agua, en el caso de que se produjera una emergencia.

El Ministerio de Medio Ambiente paralizó hace una semanas" por motivos técnicos" la firma de las actas de expropiación de los terrenos de Tortosa donde se construirán estos pozos de emergencia para la descontaminación del embalse de Flix, según informaron entonces los afectados.

Hoy el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, y el conseller de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar, han confirmado su apoyo al acuerdo alcanzado en la reunión de la mesa técnica del Plan Integral de Protección del Delta del Ebro de impulsar de forma coordinada estos trabajos.

El proceso de descontaminación del embalse de Flix, que la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas, Acuamed, desarrolla en varias fases, tiene una duración total de tres años y medio y supone una inversión global de unos 180 millones de euros.

Como una medida de precaución suplementaria del Plan de Emergencia figura la ejecución de unos pozos de emergencia en Tortosa, dirigido por la Dirección General de Emergencias y Seguridad Civil de la Generalitat y con la participación de la Confederación Hidrográfica del Ebro, entre otros organismos.

La finalidad de estos pozos es garantizar recursos hídricos al Consorcio de Aguas de Tarragona y a la propia localidad de Tortosa.

Esta medida, además, tan sólo se tomaría en el caso de que se activara el Plan de Emergencia, aprobado el pasado 1 de abril, ha informado hoy el ministerio.

Estos pozos tienen un carácter meramente preventivo y son temporales, de tal forma que una vez que todo el proceso de descontaminación del embalse se complete, los pozos serán clausurados.

Con este objetivo se va a iniciar próximamente la ejecución de un mínimo de 6 pozos, ampliables hasta 12, con el fin de garantizar un caudal punta de 1,2 metros cúbicos de agua por segundo, suficientes para el abastecimiento, en caso de necesidad, tanto al Consorcio de Aguas de Tarragona como a Tortosa durante los días que pudiera durar la emergencia.

El embalse de Flix retiene actualmente una gran cantidad de lodos contaminados procedentes de la actividad desarrollada por las sucesivas instalaciones químicas asentadas desde principios del siglo XX en la margen derecha, y de los cambios en la dinámica fluvial del río, debidos a la construcción de las presas de Mequinenza, Ribarroja y la propia Flix.

Las obras de descontaminación consisten en la extracción, tratamiento, transporte y vertido en depósito controlado de dichos residuos contaminados. EFE

saf/rq/ero