Quantcast

Rusia anuncia que ya cuenta con bases militares en Abjasia y Osetia del Sur

Moscú, 19 nov (EFE).- El jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, general Nikolái Makárov, anunció hoy que Rusia ya cuenta con bases militares en las repúblicas separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

Precisó, citado por la agencia oficial Itar-Tass, que las bases "ya están organizadas y las tropas, según el número previsto, ya se encuentran allí".

"Según los acuerdos de amistad, cooperación y asistencia mutua con Abjasia y Osetia del Sur, emplazamos allí dos de nuestras bases, una en Osetia del Sur, con 3.700 hombres, y la otra en Abjasia, con exactamente el mismo número", precisó.

Recordó que "el lugar de despliegue está establecido: en Osetia del Sur, en Dzhava y (la capital) Tsjinvali y, en Abjasia, principalmente en Gudaúta; en (la capital) Sujumi prácticamente no habrá nadie".

Explicó que Dzhava y Gudaúta serán las bases principales y que los soldados prestarán servicio, además, en todo el territorio de las regiones separatistas, incluido el desfiladero de Kodori.

A la pregunta de si los soldados rusos estarán equipados con armamento pesado, Makarov respondió que "por el momento sólo contarán con armas de reglamento".

La víspera, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, defendió hoy el despliegue de bases militares en Abjasia y Osetia del Sur con el objetivo de garantizar su seguridad.

Medvédev subrayó que Abjasia y Osetia del Sur son "países con todos los atributos", pero que aún "dependen en gran medida de Rusia".

En cuanto al hecho de que únicamente Rusia y Nicaragua hayan reconocido hasta el momento la independencia de ambas regiones, Medvédev replicó que eso no "minará su estatus internacional".

Rusia alcanzó a principios de septiembre un acuerdo con las autoridades de Abjasia y Osetia del Sur para el despliegue de hasta 3.800 soldados rusos en cada uno de los territorios separatistas georgianos.

El despliegue de esas tropas comenzó el 11 de octubre al día siguiente de que las fuerzas de paz rusas abandonaran definitivamente la franja de seguridad que separaba Abjasia y Osetia del Sur del territorio administrado por Tiflis.

Las autoridades abjasas han informado de que habilitarán la base naval de Ochamchira y también el aeródromo de Gudaúta, ambas instalaciones militares de la época soviética, para acoger tropas regulares rusas.

Según se supo recientemente, Moscú se plantea emplazar parte de la Flota del mar Negro en Ochamchira, a la vista de la falta de acuerdo entre Rusia y Ucrania para prolongar la presencia de los buques rusos en el puerto ucraniano de Sebastópol, en la península de Crimea.EFE

egw/bsi/ig