Quantcast

Camboya inaugura conferencia países más pobres con defensa del libre comercio

Phnom Penh, 19 nov (EFE).- El primer ministro de Camboya, Hun Sen, inauguró hoy una conferencia de los países menos desarrollados del mundo con una defensa del libre comercio y del relanzamiento de la Ronda de Doha en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"Estos son tiempos difíciles para los países menos desarrollados", afirmó Hun Sen, e indicó que la crisis financiera internacional afecta a la inversión directa extranjera y a las exportaciones de las naciones más pobres

El gobernante camboyano señaló que la solución, en su opinión, pasa por profundizar en la liberalización del comercio mundial, la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU y porque los países menos desarrollados mantengan un clima de negocios transparente, estable y sencillo capaz de atraer la mayor inversión posible.

"Tenemos que esforzarnos en hacer nuestras economías más competitivas en la arena internacional. Debemos adoptar políticas y marcos comerciales diseñados para expandir nuestras exportaciones principales", destacó Hun Sen.

"Creo firmemente que los países menos desarrollados deben enviar otro mensaje claro a la comunidad internacional, especialmente a los jugadores claves en las negociaciones de la OMC, para asegurar que el resultado de las negociaciones cumple con el principio de un comercio libre y justo", añadió el primer ministro camboyano.

Delegaciones de unas 40 naciones y los directores de la OMC, Pascal Lamy, y de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (UNIDO), Kandeh Yumkella, además de representantes de otras agencias de la ONU, asisten a la reunión que se celebra en Siem Reap, a unos 250 kilómetros al noroeste de Phnom Penh.

La conferencia ministerial, que se clausura mañana, se centrará en la aplicación del conjunto de medidas del programa Ayuda al Comercio, apuntó a Efe el portavoz de UNIDO en Camboya, Arnold Marseille.

Este programa, aprobado en la conferencia que la OMC celebró en Hong Kong en 2005, establece la necesidad de aumentar el apoyo a los países menos desarrollados para que apliquen reformas estructurales y mejoren sus infraestructuras de comercialización.

Otro asunto que se tratará en Siem Reap será la forma de estimular y diversificar la producción industrial, abordando sectores claves para estos países como el de la agricultura y el de las manufacturas basadas en la mano de obra intensiva.

La cooperación Sur-Sur para la reducción de la pobreza tendrá también su espacio en la conferencia, la segunda que los países menos desarrollados del mundo dedican a su inserción en el comercio internacional, tras el primer encuentro celebrado en Viena en noviembre de 2007.

Los 50 países más pobres del mundo son por orden alfabético Afganistán, Angola, Bangladesh, Benin, Bután, Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, Camboya, República Centroafricana, Chad, Comoras, Congo, Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Haití, Kiribati, Laos, Lesoto, Liberia, Madagascar, Malawi.

Maldivas, Mali, Mauritania, Mozambique, Myanmar (Birmania), Nepal, Níger, Ruanda, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Sierra Leona, Islas Salomón, Somalia, Sudán, Timor Oriental, Tanzania, Togo, Tuvalu, Uganda, Vanuatu, Yemen, Yibuti y Zambia, según datos de la ONU. EFE

jcp/zm/jf