Quantcast

Relator denuncia que la tortura es práctica sistemática en Guinea Ecuatorial

Ginebra, 19 nov (EFE).- El Relator especial de Naciones Unidas sobre la Tortura y otros Malos Tratos, Inhumanos y Degradantes, Manfred Nowak, ha denunciado que la tortura es una práctica sistemática en Guinea Ecuatorial.

El relator realizó una visita de trabajo al país africano, tras la cual escribió un informe preliminar, cuyo contenido se ha conocido hoy.

"He constatado que la tortura es practicada sistemáticamente por las fuerzas policiales sobre todo en las Comisarías Centrales de Policía de Bata y Malabo contra personas que rechazan cooperar tales como los presos políticos y los sospechosos de delitos comunes", reza el texto.

Nowak lamenta no haber podido verificar alegaciones contra los militares porque se le ha negado acceso a las instalaciones.

El experto relata los tipos de abusos de los que ha tenido conocimiento que van "desde los golpes en distintas partes del cuerpo con porras, cables forrados de goma y barras de madera; descargas eléctricas con cargadores de baterías; o baterías de vehículos con cables atados a distintas partes del cuerpo con pinzas metálicas".

Asimismo, Nowak constató "varios tipos de suspensión con las manos y pies atados, incluyendo el llamado 'estilo etíope' durante periodo de tiempo prolongado. En estas posiciones a las víctimas se les columpia, se les golpea, o se les coloca en la espalda objetos pesados como baterías de automóvil".

El relator especifica que en la mayoría de los casos las torturas se utilizan para extraer información o una confesión, o simplemente para "castigar, intimidar o extorsionar económicamente a las víctimas".

Con respecto a las condiciones de detención en las comisarías, Nowak afirma que las celdas "están generalmente en un estado material deplorable".

"Las celdas están sucias, son húmedas y carecen de instalaciones sanitarias y camas para dormir. Son las familias las que proporcionan alimentos, se restringe fuertemente el acceso al agua para beber o para lavarse, se impide a los presos acudir a los aseos y no tienen posibilidad de hacer ejercicio, ni cuidados médicos", añade.

Con respecto a las prisiones, el relator constató falta de comida y ausencia de medicamentos generalizada.

Asimismo, denuncia que en la prisión de "Black Beach se ha sometido a ciertos presos políticos al régimen de incomunicación durante periodos de hasta cuatro años, sin que se les permitiera hacer ejercicio físico y con grilletes en los pies de forma prácticamente ininterrumpida".

Señala que las mujeres y los niños en las prisiones y en las comisarías no está separados de los varones adultos, por "lo que son sumamente vulnerables a la violencia sexual y otros tipos de abusos".

Nowak hace hincapié en su preocupación por los detenidos que han prestado testimonio, dado que las autoridades le han impedido una segunda visita a los centros de detención.

Por todo ello, recomienda una reforma integral del sistema institucional y jurídico que establezca órganos encargados de hacer cumplir la ley de acorde con el estado de derecho. EFE

mh/pq