Quantcast

Estrada entrará en las presidenciales de 2010 si la oposición sigue dividida

Manila, 19 nov (EFE).- El ex presidente filipino Joseph Estrada, condenado a cadena perpetua en 2007 por corrupción e indultado un mes más tarde, dijo hoy que solo se presentará a las elecciones presidenciales de 2010 si la oposición no consigue formar un frente común.

"Si la oposición no se une, me veré forzado a presentarme. Es mi último recurso", declaró Estrada, de 71 años, al programa "Dateline" de la cadena de televisión ANC.

"Debemos aprender de 2004, cuando concurrieron FPJ (Fernando Poe hijo), (Panfilo) Lacson y (Raul) Roco, y la oposición perdió", manifestó Estrada, quien alcanzó una gran popularidad y dinero como "héroe" en películas de acción de clase B, antes de centrarse en la política.

El ex mandatario no explicó qué ocurrirá con la promesa de no presentarse a las elecciones que hizo para lograr el indulto de la actual presidenta del país, Gloria Macapagal Arroyo, el 25 de octubre de 2007.

Estrada ganó con una mayoría abrumadora las presidenciales de 1998, apoyado por millones de filipinos de clase baja que vieron en él uno de los suyos y a alguien que iba a protegerles de las autoridades corruptas y los caciques.

No obstante, una revuelta popular pacífica impulsada por la Iglesia Católica, la comunidad empresarial y la oposición política le depuso en enero de 2001 y tres meses más tarde era detenido, acusado de corrupción y encarcelado.

Por su parte, Macapagal Arroyo, que sucedió a Estrada desde su cargo de vicepresidenta, ha dicho que se retirará cuando venza en 2010 su mandato único de seis años, como establece la Constitución.

"Tendremos que creer en su palabra", contestó hoy el ministro de la Presidencia, Eduardo Ermita, cuando los periodistas le preguntaron al respecto en la rueda de prensa que celebra todos los miércoles.

Macapagal Arroyo prometió públicamente en 2003 que no presentaría su candidatura a las presidenciales de 2004, pero luego cambió de parecer, se presentó y ganó con un millón de votos sobre el segundo competidor, Fernando Poe.

Si Lacson no hubiera concurrido por libre y hubiese permanecido en las filas de Poe, la oposición habría ganado, según la suma de los votos obtenidos en los resultados finales. EFE

zm/alf