Quantcast

China trabaja en el ensamblaje de su primer portaaviones militar

Shanghai, 19 nov (EFE).- China trabaja en el ensamblaje de su primer portaaviones de guerra, que podría utilizar en el Mar de la China del Sur para proteger las rutas de sus petroleros y sus territorios en la zona, según una fuente castrense citada hoy por la prensa del país asiático.

Los planes incluyen que tanto el portaaviones como sus navíos de apoyo se construyan en Shanghai (este) y en otros dos importantes astilleros del norte del país, dijo al diario independiente "South China Morning Post" un especialista militar chino establecido en Shanghai, que prefirió permanecer en el anonimato.

Este experto, que visitó uno de esos astilleros a principios de año, explicó que durante esa visita vio el casco de un barco de guerra en construcción, y que los empleados le dijeron que formaría parte del futuro grupo de combate del portaaviones.

"No sé si el casco que vi es el cuerpo principal del portaaviones o el casco de uno de los navíos de apoyo", afirmó el experto, "es difícil de decir ya que no podíamos acercarnos por las estrictas medidas de seguridad", añadió.

"Puedo decir que el nuevo portaaviones será convencional y pequeño (comparado con los portaaviones nucleares estadounidenses) y no podrá albergar más de 60 aviones", indicó.

Esta fuente anónima también indicó que China había sido incapaz de dominar la tecnología de catapultas magnéticas o a vapor, que son usadas para lanzar a los aviones desde las cortas pistas de los portaaviones, lo que significa que el modelo chino tendrá que seguir el funcionamiento de un modelo ruso.

"El primer portaaviones hecho en China será una nave diesel convencional, no funcionará con energía nuclear como las estadounidenses", indicó, "y las armas y los sistemas electrónicos que llevará a bordo están todavía en fase de desarrollo y prueba".

Llevará cuatro o más años poner en funcionamiento este portaaviones, que "proporcionará la cobertura aérea que China necesita para la flota, especialmente desde que tenemos disputas territoriales con otros países en el Mar del Sur de China".

"Un portaaviones de guerra también puede proteger nuestras rutas de transporte de petróleo", añadió.

La comunidad internacional no debería exagerar sobre el impacto en la región de esta adquisición por parte de China ya que "no es una sorpresa para nadie que China quiera construir portaaviones, porque incluso la India tiene ya cuatro".

Esta semana, en una entrevista con el diario londinense "Financial Times", el teniente general Qian Lihua, director de Asuntos Exteriores del Ministerio de Defensa de China, declaró que el mundo no debería estar sorprendido de que China construya un portaaviones.

"Si un día tenemos un portaaviones, al contrario que otro país, nosotros no lo usaremos para despliegues militares de alcance global", aseguró Qian, en alusión a EEUU, que tiene 12 portaaviones operativos, entre ellos nueve que funcionan con energía nuclear.

En julio pasado, la revista de defensa "Kanwa" publicó que Pekín había finalizado el diseño de su primer portaaviones y que había empezado a construir algunos de sus subsistemas.

Asimismo, el diario de Hong Kong "Wen Wei Po" citó una fuente similar que revelaba que China podría tener listo su primer portaaviones para el 2010. EFE

alv/jad/gmp/tg