Quantcast

Una hoguera de una fiesta juvenil originó uno de los incendios en California

Los Ángeles (EEUU), 18 nov (EFE).- El fuego que arrasó más de 200 viviendas en una zona residencial de lujo en el condado de Santa Barbara (California) fue causado por una hoguera que unos jóvenes encendieron para celebrar una fiesta, informaron hoy los medios locales.

El incendio se originó el pasado jueves en una mansión abandonada conocida como Tea House y calcinó cerca de 800 hectáreas hasta que hoy quedó extinguido.

Las autoridades aseguraron que la fogata prendida por un grupo de 10 jóvenes universitarios para su fiesta, el miércoles por la noche, fue el detonante del incendio que se desató un día después.

Los estudiantes declararon a la policía que apagaron el fuego antes de abandonar el lugar, pero los investigadores creen que las llamas continuaron ardiendo a lo largo del jueves antes de que las fuertes rachas de viento que azotaron la zona durante la tarde avivasen las cenizas.

Se descarta que existiese intencionalidad en los jóvenes.

El foco de Santa Barbara fue uno de los tres que azotó el sur de este estado durante el pasado fin de semana y que dejó más de 17.000 hectáreas calcinadas, once heridos, más de 30.000 evacuados y unas 800 viviendas destruidas.

Los dos frentes de fuego del condado de Los Ángeles se encuentran controlados en más de un 70 por ciento y se siguen investigando sus orígenes.

La situación vivida durante el fin de semana obligó al gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, a declarar el estado de emergencia en las áreas más perjudicadas por los incendios para poder acceder a fondos de ayuda federales.

Líderes demócratas y republicanos de California en el Congreso de Estados Unidos pidieron hoy al presidente George W. Bush que respalde la solicitud de fondos federales de emergencia hecha por este estado, para contribuir a paliar los costes del siniestro.

En una misiva enviada a Bush, 41 miembros del grupo conformado por los congresistas californianos pidieron ayuda para los condados de Santa Bárbara, Los Ángeles, Orange, San Bernardino y Riverside, todos en el sur del estado.

La oleada de fuegos llegó sólo un año después de que California sufriera una de las peores devastaciones de su historia, cuando las llamas arrasaron unas 2.000 viviendas y causaron el desplazamiento de más de 600.000 personas y pérdidas por más de 1.000 millones de dólares.

A lo anterior se suman las más de 300.000 hectáreas que se vieron afectadas entre junio y julio de este año en la zona por destructivos fuegos.EFE

fmx/ojl/rma