Quantcast

La ONU asegura que Gobierno Sudán y rebeldes Darfur violan embargo de armas

Naciones Unidas, 19 nov (EFE).- El Gobierno de Sudán y las grupos rebeldes con los que está enfrentado en Darfur violan sistemáticamente el embargo de armas impuesto por la ONU a la región sudanesa desde el 2005, según un informe de las Naciones Unidas hecho público hoy.

El documento elaborado para el Consejo de Seguridad de la ONU por un grupo de expertos que supervisa el embargo considera que las dos partes han renunciado a una solución pacífica al conflicto que padece Darfur desde el 2003.

Asegura que la violencia ha aumentado en la región sudanesa y se ha extendido a otras partes del país, además de haber cruzado la frontera con Chad.

La misión de paz conjunta de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID) desplegada el pasado enero "ha sido hasta el momento incapaz de defenderse a si misma o a la población civil, y de cumplir su obligación de supervisar el cumplimiento del embargo de armas", indica.

Además, el Ejército sudanés continúa realizando ataques aéreos pese a que supuestamente están prohibidos.

"Todas las partes en Darfur violan de manera flagrante el embargo de armas", afirma el documento de 93 páginas entregado al presidente del comité del Consejo que supervisa el embargo, el embajador italiano Giulio Terzi.

El informe, que cubre el período de septiembre del 2007 a igual mes del 2008, señala que el suministro ilegal de las armas permite a las milicias rebeldes y a las fuerzas gubernamentales llevar a cabo operaciones ofensivas tanto dentro, como fuera, de Darfur.

Acusa a Jartum y al vecino Chad de proporcionar armamento a los grupos rebeldes que operan en contra de los respectivos gobiernos en la frontera de los dos países.

"Las acciones de todas las partes llevan a la conclusión de que han elegido la solución militar, en lugar de entablar negociaciones de paz", apunta.

El grupo de expertos recomienda al Consejo de Seguridad que amplíe el radio de acción del embargo a todo Sudán, así como al Chad y a la región norte de la República Centroafricana, en la que también operan grupos armados.

El conflicto de Darfur comenzó en enero del 2003, cuando dos grupos armados se rebelaron contra el Gobierno por la situación de pobreza en la que se encontraba sumida esa región.

Desde entonces, unas 300.000 personas han perdido la vida y al menos dos millones y medio más se han visto obligadas a abandonar sus hogares, según la ONU. EFE

jju/tg