Quantcast

Organizaciones internacionales condenan atentado contra periódico mexicano

México, 18 nov (EFE).- Quince organizaciones mexicanas e internacionales defensoras de la libertad de expresión condenaron hoy el ataque con granadas que sufrió ayer lunes el diario mexicano El Debate, y exigieron al Gobierno de este país investigar y sentenciar a los responsables.

Las organizaciones (nueve internacionales y seis mexicanas) indicaron en un comunicado que el atentado, que no dejó heridos, muestra "la situación de vulnerabilidad con la que trabajan algunos medios de comunicación".

Ayer, dos desconocidos lanzaron granadas de fragmentación contra las instalaciones de El Debate, un periódico de la ciudad de Culiacán, en el estado de Sinaloa (noroeste de México), en donde se han registrado numerosos hechos de violencia en los últimos meses.

Los firmantes de la nota, entre los que se cuentan las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) Reporteros Sin Fronteras (RSF), Article 19, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc) y el Instituto Internacional para la Seguridad de la Prensa (Insi), indicaron que los medios de comunicación en México carecen de "las medidas de protección básicas por parte de las instancias responsables para su seguridad".

Por tanto, "se vuelven blanco fácil para aquellos grupos que ven afectados sus intereses por la difusión de algún tipo de información".

Hace una semana, unos desconocidos dejaron en frente de la sede de El Debate un paquete que simulaba una cabeza envuelta en una bolsa negra junto con un cartel de la Fiscalía del Estado, en el que se reseñan a los presuntos delincuentes más buscados en el país.

Las 15 asociaciones aseguraron que durante 2008 han podido constatar un incremento de las agresiones contra periodistas y medios de comunicación en México, lo que, a su juicio, resulta "alarmante".

Al respecto, exhortaron a la Fiscalía Especial para Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a que "realicen sus labores correspondientes".

Asimismo, hicieron un llamamiento a la sociedad de México y a la comunidad internacional para que exijan "al Estado mexicano los resultados de las investigaciones que ha iniciado de las agresiones contra periodistas" y que "lleve a cabo acciones de prevención de los atentados".

El pasado 13 de noviembre, el periodista Armando Rodríguez, de El Diario de Ciudad Juárez, fue asesinado cuando salía de su vivienda en un vehículo que fue interceptado por desconocidos que le dispararon al menos en cinco ocasiones.

Antes de este asesinato, una cadena local de televisión implementó una serie de medidas de seguridad para sus periodistas, entre las que destaca el uso de chalecos antibalas.

Desde el medio, que se reserva su anonimato, se informó a EFE de que las medidas se pusieron en marcha desde antes del asesinato de Rodríguez.

La cadena aseguró que se seguirán tomando las medidas que se consideren necesarias para proteger la integridad de los reporteros, incluso el no desplazarse a cubrir hechos violentos.

De igual manera, el Diario de Juárez, oculta desde el pasado sábado las identidades de sus reporteros y fotógrafos en las informaciones de sucesos y policiales, principalmente.

En los últimos tres años, 25 periodistas mexicanos han muerto por ejercer su profesión, y 12 más están desaparecidos, además varias docenas de reporteros han experimentado agresiones o amenazas. EFE

jd-hs/jrp/gt/may