Quantcast

Lula no asistirá al Brasil-Portugal por no dejar sin asiento a aficionados

Brasilia, 18 nov (EFE).- El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo hoy que no asistirá al partido amistoso que mañana jugarán las selecciones de Brasil y Portugal para "no echar" a los hinchas, por las localidades que se tendrían que reservar para su equipo de seguridad.

"No voy porque la visita de un presidente siempre es incómoda, y no vamos a echar más aficionados ni colocar a mis guardaespaldas cerca de los jugadores para que yo pueda asistir. No quiero crear un conflicto", afirmó Lula en la rueda de prensa que dio después de un almuerzo con el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono.

Las selecciones de Brasil y Portugal se enfrentarán mañana en Gama, en la periferia de Brasilia, para inaugurar el remodelado estadio Walmir Campello de Bezerra, conocido popularmente como Bezerrão, con capacidad para 20.000 espectadores.

El alto número de compromisos que tiene la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) hizo que inicialmente, sólo 9.498 entradas fueran puestas a la venda para la afición, un número considerado escaso para el primer amistoso que juega la selección en tierras brasileñas desde 2002.

La enorme polémica que se suscitó llevó a la CBF a recapacitar su decisión para, finalmente, poner 15.998 entras a disposición del público.

Lula, aficionado al Corinthians de Sao Paulo, indicó además que le gustaría presenciar un partido de su equipo entre la 'torcida' (afición), algo que por motivos de seguridad no puede hacer.

"Soy un aficionado de los que iba siempre con la apasionada afición de mi equipo, aunque nunca más pude ir a un estadio de fútbol. Si tuviera que ir, quiero ir exactamente donde está la 'torcida', que es una de las razones del espectáculo", afirmó el dirigente.

El mandatario brasileño recordó también que la selección 'canarinho' perdió los dos últimos partidos contra Portugal y afirmó que Brasil "no puede perder una tercera vez". EFE

bpr/mp/hbr/fc