Quantcast

Chávez dice "hay que darles hasta en la madre" a la oposición

Caracas, 18 nov (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy que a la oposición "hay que darles hasta en la madre", ante el rechazo de sus detractores a sus calificativos contra los candidatos opositores en las elecciones municipales y regionales del próximo domingo.

"Hay que darles hasta en la madre para que no sigan manipulando al pueblo. Esta es una batalla política y andan quejándose", dijo el mandatario, después de que el presidente del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), Omar Barboza, repudiara la manera de como dirige la campaña electoral.

"Lo hace con una conducta inconstitucional e ilegal, porque nuestra Constitución establece la presunción de inocencia para todos los ciudadanos; por lo tanto, no puede, sin que una persona haya sido juzgada y mucho menos condenada, proferir esos calificativos, menos siendo el presidente de la República", subrayó Barboza.

Al UNT pertenece Manuel Rosales, gobernador de Zulia y candidato a alcalde de Maracaibo, capital de ese Estado fronterizo con Colombia, y es uno de los aspirantes más atacados por Chávez.

Rosales fue nuevamente tildado hoy por Chávez, en un mitin en Caracas, de "ladrón, mafioso y verdadero capo" y líder de "una era putrefacta".

Chávez reveló que ha pedido a organismos policiales y militares que "tengan pillado" (localizado) a Rosales.

"Sé que (Rosales) está haciendo planes para irse del país", dijo el mandatario, que agregó que el candidato pretende con su viaje eludir las penas carcelarias que él le augura.

"Tiene que ir a prisión el bandido ese, el ladrón ese", agregó Chávez.

El presidente le ganó a Rosales las elecciones presidenciales que en diciembre de 2006 lo confirmaron en el poder hasta febrero de 2013.

La "deshonestidad" de Chávez y de su Gobierno "no le da autoridad para andar señalando, sin fundamento, a los demás y sólo por razones electorales y en función de la desesperación que lo acompaña" desde que vislumbra la derrota de sus candidatos, añadió Barboza.

Por el contrario, Chávez reiteró, como lo hace insistentemente desde que comenzó la campaña electoral, que sus candidatos tienen posibilidades de ganar las 22 gobernaciones regionales.

"Pudiéramos ganárselas toditas", dijo, al recordar que la oposición únicamente ganó los gobiernos regionales de Zulia y Nueva Esparta en los comicios idénticos de hace cuatro años, y que si ahora suman seis los Estados gobernados por antichavistas, se debe a que los de Sucre, Aragua, Carabobo y Guárico "son unos traidores".

"Sin ánimo triunfalista digo que la oposición está acorralada. Los tenemos locos, los tenemos acorralados y los seguiremos acorralando hasta el domingo. Desde hoy comienza la operación acorralamiento sin clemencia. Ofensiva en todo el frente de batalla, para que vean lo que es bueno", dijo a sus partidarios.

Sobre los señalamientos de sus adversarios de que participa indebidamente en la campaña electoral, el jefe de Estado explicó que lo hace porque algunos de sus candidatos "estaban bailoteando en lugar de atacar al enemigo, en lugar de demolerlo".

"Tuve que irme a largar la artillería, porque para algo soy lo que soy. Nadie entiende a los opositores. ¿No decían que Chávez ya estaba acabado políticamente?", dijo, al sostener que ésa fue una de las evaluaciones opositoras una vez que perdió el referendo que convocó hace un año para intentar cambiar la Constitución. EFE

ar/ao/may

(con fotografías)