Quantcast

Congresistas de California piden ayuda a Bush por los incendios

Washington, 18 nov (EFE).- Líderes demócratas y republicanos de California pidieron hoy al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que respalde la solicitud de fondos federales del estado para responder a los incendios de los últimos seis días.

Las senadoras demócratas Dianne Feinstein y Barbara Boxer encabezan los esfuerzos del Congreso para que California reciba fondos de emergencia para hacer frente a los incendios en cinco condados sureños.

En una misiva enviada hoy a Bush, 41 miembros del grupo conformado por los congresistas californianos pidieron ayuda ante los incendios en los condados de Santa Barbara, Los Angeles, Orange, San Bernardino y Riverside.

"Aunque las condiciones han mejorado, los valientes hombres y mujeres que combaten estos incendios en el sur de California continúan afrontando altas temperaturas" y vientos impredecibles, señalaron los congresistas.

La declaración de zona de desastre por parte del Gobierno federal "proveerá los recursos federales esenciales necesarios no sólo para salvar vidas, hogares y trabajos de los californianos, sino también para ayudar a la gente a recuperarse y a reconstruir cuando se extingan finalmente estos incendios", propusieron los congresistas.

Tres frentes de incendios han calcinado más de 800 viviendas, obligaron a la evacuación de más de 30.000 personas y han causado once heridos.

La situación vivida durante el fin de semana pasado obligó al gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, a declarar el estado de emergencia en las áreas más perjudicadas por el fuego para poder acceder a fondos de ayuda federales.

La oleada de incendios se registra un año después de que California sufriera una de las peores devastaciones de su historia al ser pasto de las llamas, que devoraron unas 2.000 viviendas, causaron el desplazamiento de más de 600.000 personas y pérdidas por valor de más de 1.000 millones de dólares.

Además, más de 300.000 hectáreas se vieron afectadas entre junio y julio pasados en la zona por virulentos siniestros. EFE

mp/pgp/mmg