Quantcast

Descubren a falso detenido y desaparecido durante la dictadura de Pinochet

Santiago de Chile, 18 nov (EFE).- El ciudadano chileno Germán Cofré Martínez, que figuraba como detenido y posteriormente desaparecido durante la dictadura de Augusto Pinochet, renovó su cédula de identidad en Argentina, donde vive desde hace 35 años, e incluso su familia le hizo un funeral en Santiago de Chile.

Tras su prolongada ausencia, Cofré acudió la semana pasada al domicilio de su familia, que decía no saber nada de él desde que en 1973 fue detenido por militares e incluso le hizo un funeral hace algunos años, a raíz de que fueron encontrados unos restos en una tumba sin nombre del Cementerio General de Santiago que le atribuyeron.

Según informa hoy el portal Terra, Cofré renovaba periódicamente su cédula de identidad en el Consulado de Chile en la ciudad argentina de Mendoza, un trámite que realizó por última vez en 2002, después de que sus familiares enterraran los que creían que eran sus restos en Santiago de Chile.

Funcionario municipal y militante del Partido Socialista, Cofré, del que no se sabía nada desde el 24 de septiembre de 1973, residía y trabajaba desde entonces en la ciudad argentina de Mendoza, cerca de la frontera con Chile, según informa hoy el diario "La Segunda".

Mientras, su esposa, María del Carmen Cisterna Zapata, quien murió el año pasado, presentó en marzo de 1992 una querella en la que denunció que Cofré había sido detenido días después del golpe militar comandado por el general Augusto Pinochet, en septiembre de 1973.

Cofré fue entonces oficialmente dado como desaparecido durante la dictadura y su familia recibió subsidios y becas de estudio por parte del Estado, un hecho que según anunció hoy el subsecretario del Interior, Felipe Harboe, se investigará para determinar si constituyó dolo.

Harboe incidió en que por el momento no se ha comprobado la existencia de un hecho punible, por lo que "no hay ningún procesado ni sancionado", y subrayó que "no se puede cuestionar el sistema en conjunto por la existencia de un caso puntual".

Fueron los vecinos de la familia de Cofré quienes alertaron de la aparición de este ciudadano a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), que decidió llevar el caso a la justicia para aclarar los hechos.

"Con la misma fuerza y rigor que hemos demandado que se sancione a quienes violaron los derechos humanos, si se demuestra que aquí hubo intencionalidad de aprovecharse de una situación tan dramática y tremenda, tendrá que recibir toda la sanción que corresponda", dijo la presidenta de la agrupación, Lorena Pizarro.

Cofré se reunió el lunes con el juez de la Corte de Apelaciones de Santiago Carlos Gajardo, quien ordenó este martes al Servicio Médico Legal realizar una serie de pruebas dactilares y médicas para comprobar su identidad.

El juez Gajardo investiga el caso del patio 29 del Cementerio General, donde a principios de los años 90 se hallaron los cuerpos de más de 130 víctimas de la dictadura, algunos de los cuales fueron mal identificados y entregados a erróneamente a algunas familias, como ocurrió en el caso de Cofré.

Cofré no figura como detenido desaparecido en el Informe Retting sobre las violaciones a los derechos humanos, elaborado en 1991 por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, aunque sí consta como tal en un documento publicado en 1996 por la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación. EFE

frf/ns/pdp