Quantcast

Lugo afirma su propósito de avanzar hacia una profunda reforma agraria

Asunción, 18 nov (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, dijo hoy que el Gobierno tiene el propósito de avanzar hacia "una reforma agraria sistemática, profunda", al referirse a las protestas y reclamaciones de tierras por parte de grupos campesinos.

En su rueda de prensa semanal, el gobernante agregó que uno de los objetivos de la reforma, prometida en su campaña electoral y que demandan organizaciones agrarias, es revertir "la repartija de tierras del pasado reciente".

Los denominados grupos de campesinos "sin tierra" sostienen que numerosas propiedades fueron compradas o arrendadas ilegalmente en su día por productores brasileños y que los cultivos mecanizados como el de la soja depredan los bosques y contaminan el medioambiente.

Con respecto a las últimas protestas llevadas a cabo en Asunción por esos grupos, en las que hubo algunos enfrentamientos con la policía, Lugo advirtió que se actuará "con la misma fuerza con todos" si se producen acciones contra la ley.

"Ninguna presión hará cambiar nuestra decisión de hacer bien los deberes (…). Actuaremos con especial interés si lo que está en juego es la vida humana", agregó.

El presidente anunció que presentará un informe pormenorizado de los primeros cien días de su gestión, que se cumplen el próximo día 23.

Dicho informe será presentado el próximo martes, agregó el mandatario, que llegó a la Presidencia tras ganar con una coalición de centroizquierda los comicios del 20 de abril pasado y derrotar así al Partido Colorado, que llevaba 61 años ininterrumpidos de Gobierno.

Lugo, quien sucedió en el cargo al "colorado" Nicanor Duarte, indicó que su informe de gestión incluirá ruedas de prensa diarias desde el día 25 hasta el 2 de diciembre próximo con la participación de los miembros de su gabinete y de los demás poderes del Estado.

"La intensa presión que tuvo nuestro Gobierno por cumplir en pocos días lo que se incumplió en 60 años nos puso a todos en la misión de desarrollar una tarea intensa", dijo el gobernante, que fue durante diez años obispo de la región central de San Pedro, una de las más pobres, y recuperó el estado laical tras ganar las elecciones.

Al mencionar que ya se dice que algunos grupos "han perdido las esperanzas" en la gestión emprendida por su gobierno, Lugo afirmó que en sus viajes "por toda la República vemos el mismísimo entusiasmo y, más que nada, las mismas ganas de formar parte del cambio, que es de todos". EFE

rg/lb/vv