Quantcast

Sorteo de operación estética en discoteca desata rechazo entidades sociales

Valencia, 18 nov (EFE).- El sorteo de una operación de aumento de mamas entre los clientes de una discoteca de Valencia ha provocado hoy el rechazo tanto del Gobierno valenciano, como de sindicatos y organizaciones de consumidores y usuarios.

El inicio de la polémica es una fiesta temática, en "homenaje a la mujer", organizada para el 5 de diciembre por la discoteca Pachá de Valencia, que culminará con el sorteo de un premio, una operación estética valorada en 4.500 euros, al que podrán optar todos aquellos hombres y mujeres que paguen 20 euros por acceder al local.

El gerente de la discoteca, Carlos Monsell, ha asegurado que la operación la realizará un "prestigioso cirujano" de la ciudad, del que no ha facilitado su identidad, y en el paquete contratado se incluye una noche de hospitalización.

Aunque la fiesta lleva por lema "Pretty Woman" y se promociona con el sorteo de un aumento de mamas, Monsell ha asegurado que en el caso de que la persona a la que le toque el sorteo prefiera realizarse otro tipo de operación estética podrá cambiar el aumento de pechos por otra intervención, ya que funciona "como un bono" por el que se puede optar "por la fotodepilación o inyecciones de bótox, por ejemplo".

Esta iniciativa ha provocado una reacción en cadena de instituciones y organizaciones sociales, que han rechazado el sorteo por entender que ofrece una imagen sexista y supone un paso atrás en la lucha por la igualdad.

En este sentido, la directora general de la Mujer de la Generalitat, Celia Ortega, ha anunciado que su departamento está estudiando la manera de impedir la celebración de este sorteo.

Igualmente, la secretaria de la Mujer y de la Igualdad de UGT, Elvira Ródenas, que ha anunciado una denuncia contra la discoteca, ha asegurado que la iniciativa es una "vergüenza" y supone "una degradación de la imagen de la mujer" que, a su juicio, se emplea para conseguir beneficios económicos, algo "inadmisible" en una sociedad igualitaria.

Por su parte, la secretaria de la mujer de CCOO, Ofelia Villa, ha advertido de la "peligrosidad" que supone sortear una intervención quirúrgica para el aumento de pecho, puesto que "contribuye a mantener el estereotipo de que las mujeres somos un objeto sexual".

"Hay cosas con las que no se puede jugar", ha señalado Villa, en relación con esa "aventura de meterse en un quirófano, con los riesgos que eso conlleva" y que, en ocasiones, "termina con resultados de muerte".

Para el portavoz de la Sociedad Española de Cirugía Estética, Plástica y Reconstructiva en Valencia, Salvador Rodríguez-Camps, esta iniciativa "frivoliza con la salud", además de ser "inaceptable e inadmisible".

Rodríguez-Camps ha instado a las administraciones públicas, a los colegios médicos y a las sociedades científicas relacionadas con la cirugía estética, plástica y reparadora, a actuar "todos a una" contra este tipo de sorteos.

En la polémica también ha terciado la secretaria general de la Unión de Consumidores en la Comunitat Valenciana, Isabel Dolz, quien ha considerado "poco ético" y una "frivolidad" este sorteo.

"Es bastante fuerte, porque se trata de un tema muy serio", ha señalado la dirigente de la UCE en la Comunitat Valenciana, quien ha indicado que una mujer "tiene que aceptarse como es y no considerarse mejor por tener más talla de pecho". EFE

rv/jc/jmi