Quantcast

Estudios revelan igualdad en consumo de alcohol entre españoles e inmigrantes

Valencia, 18 nov (EFE).- Estudios elaborados por investigadores de las Universidades de Valencia y Valladolid han llegado a la conclusión de que no hay diferencias significativas en cuanto a los hábitos de consumo de alcohol de la población inmigrante y la española, pero sí en el de tabaco, que es superior en el caso de las mujeres latinoamericanas.

Los datos de estos informes se han dado a conocer en el transcurso del segundo Debate en Drogodependencias organizado por el Plan Municipal de Drogodependencias del Ayuntamiento de Valencia y el Instituto López-Piñero que, en esta edición, ha tratado sobre "Inmigración y drogas".

El estudio de la profesora venezolana Claudia Morales (Universidad de Valladolid) sobre consumos de tabaco y alcohol indica que el 29 por ciento de los hombres latinoamericanos y el 25 por ciento de los españoles presentan factores de consumo perjudicial de alcohol o síntomas de dependencia, una diferencia insignificante, según la autora del estudio.

En el caso de las mujeres, el porcentaje de latinoamericanas con este cuadro sintomático es de un 5,7 por ciento, mientras que el de las españolas de casi un 11 por ciento.

Sin embargo, en lo referente al consumo de tabaco, el estudio revela que las mujeres latinoamericanas fuman más que los hombres -un 55 por ciento de fumadoras femeninas, frente al 45 por ciento masculino- mientras que, entre los españoles, los porcentajes de fumadores están prácticamente igualados en ambos sexos, en torno al 50 por ciento.

Estas diferencias tienen su explicación, según Claudia Morales, en el prejuicio cultural que existe en países latinoamericanos respecto al consumo abusivo de alcohol por mujeres, rechazo que no se produce en el caso del consumo de tabaco.

Entre otras conclusiones, el informe subraya que no existen diferencias significativas en cuanto a prevalencia de consumo peligroso de alcohol entre latinoamericanos y españoles.

De hecho, el índice de españoles con un consumo de alcohol "de riesgo" es de un 17,7 por ciento, por encima del de cubanos (5 por ciento), bolivianos (6,30 por ciento), uruguayos (8,7 por ciento), argentinos (13,6 por ciento) y colombianos (15, 3 por ciento); tan sólo superado por los ecuatorianos (22,5 por ciento).

Los españoles presentan un consumo más frecuente, mientras que los extranjeros suelen realizar ingestas peligrosas en una misma ocasión.

"En la mayoría de las sociedades latinoamericanas tomar bebidas alcohólicas no es parte de la vida diaria, salvo en algunas como la Argentina, donde la llegada de inmigrantes españoles e italianos instauró en cierta forma el estilo de vida mediterráneo, con vino o cerveza en las comidas de diario", ha añadido Morales.

Por su parte Benno Herzog, profesor de la Universitat de València, explicó que, pese a que los patrones de ingesta de alcohol y drogas de la población inmigrante no difieren en gran medida de los hábitos de los españoles, la sociedad y los medios de comunicación mantienen prejuicios y tienden a vincular en exceso el consumo de determinadas sustancias con la población extranjera.

Herzog expuso los resultados de su trabajo sobre la imagen de los inmigrantes en la prensa gratuita, por el que recibió el Premio de Investigación Social "Valencia se solidariza" 2007. EFE

jfg/jc /jmi