Quantcast

El fiscal pide 360 euros de multa para el portero que agredió a un árbitro

Vic (Barcelona), 18 nov (EFE).- El fiscal ha solicitado una multa de 360 euros, más otros 180 de indemnización y la reparación de las gafas que rompió al árbitro Carlos José Bifet, para el portero del Noia Freixenet Luis Gil, quien fue denunciado ante la justicia ordinaria por el colegiado al que agredió el pasado 11 de noviembre durante el partido de la OK Liga contra el Vic.

Ésta ha sido la petición del ministerio público durante la vista, que se ha celebrado hoy en un juzgado de primera instancia de Vic y que ha quedado lista para sentencia.

Además de a la resolución judicial, el portero del equipo de Sant Sadurní está a la espera de lo que dictamine el comité de competición de la Federación Española de Patinaje (FEP), que podría llegar a sancionarle hasta con cinco años de suspensión y 30.000 euros de multa.

Gil, según recogió el acta del partido de la OK Liga, fue "sancionado con tarjeta roja directa por golpear con el 'stick'" la espalda del árbitro, aunque el colegiado añadió dos días después un anexo en el que refleja con claridad que fue agredido por el portero, tal y como reflejaron las imágenes televisivas del partido.

El artículo 29 del reglamento de competición de la OK Liga determina que se considerarán "infracciones muy graves" de los jugadores "la agresión a los árbitros, a sus auxiliares o al público, con suspensión o privación de licencia federativa por un período de tiempo de dos a cinco años y multa de 3.005 a 30.000 euros".

El mismo reglamento añade que la sanción será en su grado máximo en el caso de que se causara "daño o lesión que motivara la asistencia facultativa", circunstancia que ocurrió con el colegiado Bifet.

Los hechos ocurrieron a falta de 2:40 minutos de la conclusión del partido Vic-Noia, cuando el marcador reflejaba un claro 3-0 para los locales y Bifet mostró la cartulina roja directa al portero por supuestos insultos, ante lo que Gil propinó un golpe en la cabeza al árbitro, ocasionándole un corte en la ceja. EFE

CVC/gmh/fa/sab