Quantcast

'Green Dragon' rompe la botavara y queda materialmente descolgado de la etapa

Redacción deportes, 18 nov (EFE).- El VO70 irlandés 'Green Dragon', al mando del británico Ian Walker, ha roto la botavara al ser alcanzado por vientos de más de 50 nudos (90 Km/h.) en su trayectoria por el Atlántico Sur al comienzo de la cuarta jornada de la Volvo Ocean Race -Vuelta al Mundo con escalas.

La tripulación no ha sufrido daños personales aunque los destrozos en cubierta son graves. El barco, unas 1.500 millas (2.800 Km.) al sur de las islas Mauricio, va a seguir navegando con un aparejo de fortuna (o emergencia) y se plantea parar a reparar en dichas islas.

Todas las embarcaciones están notando la dureza de las fuertes rachas de viento. En el "Telefónica Azul" varios tripulantes sufren problemas estomacales desde hace dos días y el capitán del barco, el holandés Bouwe Bekking reconoce que "están mejorando, pero todavía hay gente como el proa neozelandés Daryl Wislanng que no está totalmente recuperado"

El 'Azul' rompió su 'spinnaker' y nuestro encargado de velas, Jordi Calafat ha estado trabajando en el interior del barco (en la proa está instalada la veleria a bordo) durante más de 10 horas y ya lo tienen reparado de nuevo.

En el 'Telefónica Negro' de Fernando Echávarrio el día está siendo complicado, más a causa del oleaje que del viento. El barco ha llegado a puntas de 42 nudos (82 Km/h.) bajando una enorme ola.

En una de esas acciones el argentino Maciel Cicchetti, que encontraba en el interior del casco preparando la comida, fue desplazado hacia uno de los costados y se golpeó espalda.

Cicchetti se resintió en de su zona dorsal con bastante dolor y el navegante y medico en el barco, el sueco Roger Nilsson, lo mantiene bajo observación, en reposo y liberado de las guardias..

También hay problemas en el 'Puma¡ estadounidense de Ken Read. Ha roto también su 'spinnaker' y tras remontar una gran ola, cayó a plomo sobre la siguiente, dañando el botalón y agrietando algunas cuadernas (marcos longitudinales en el interior del casco que evitan que éste se doble), aunque están soportando bien la navegación en estos momentos. EFE

srb/og