Quantcast

Asamblea OTAN insta miembros compartir información sobre seguridad energética

Valencia, 18 nov (EFE).- La Asamblea Parlamentaria de la OTAN ha instado hoy a sus Estados miembros a compartir la información de sus servicios de inteligencia sobre seguridad energética ante la posibilidad de que sus infraestructuras se conviertan en un objetivo terrorista.

Así lo recoge una resolución aprobada por la 54 Asamblea de la Alianza Atlántica celebrada en Valencia, que reconoce que la seguridad energética se ha convertido en un "importante desafío" para los intereses de sus naciones.

Según ha expuesto el delegado Mario Tagarinski, "nunca ha habido en la sociedad una adicción tan fuerte a la energía", ni tampoco ha existido la posibilidad de que un corte de suministro cause "tanto daño potencial", por lo que la seguridad en este ámbito se ha convertido en una "gran preocupación".

El Comité de Ciencia y Tecnología apunta por ello la posibilidad de crear un centro especializado, afiliado a la OTAN, para "identificar y analizar" las amenazas y prestar asesoramiento para afrontarlas.

También insta a utilizar los vínculos de la Alianza Atlántica con "importantes suministradores de energía" y los países conductores para debatir las "preocupaciones" que existen al respecto.

Por otra parte, la resolución admite que existe preocupación por la posible creación de un cártel internacional de gas natural, similar a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que representa una "amenaza significativa" para el precio y el suministro de esta energía.

De este modo insta a sus Estados miembros a "promover una mayor solidaridad" en cuestiones energéticas y a dar apoyo a la Unión Europea en su "esfuerzo" por establecer un mercado y por diversificar las fuentes de suministro y sus rutas de distribución.

Finaliza la resolución reconociendo que algunos miembros consideran la energía nuclear como "una opción viable" para hacer frente al cambio climático y a los problemas de suministro, siempre que se encuentre una solución para el almacenaje de los residuos y se cumplan los estándares de seguridad.

No obstante, Tagarinski ha recordado que la OTAN es una organización político-militar, que nunca será lugar para negocios y tampoco financiará proyectos de extracción.EFE

jmc/jc/jrr