Quantcast

El Solitario vuelve al banquillo por su intento de atraco en Portugal

Figueira da Foz (Portugal), 18 nov (EFE).- Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", vuelve mañana al banquillo de los acusados en el tribunal portugués que le juzga por su último y frustrado atraco, que le puede costar varios años de cárcel antes de ser entregado a España.

Según dijo a EFE su abogada, Ligia Borbinha, "El Solitario" se mantiene optimista ante la segunda vista del juicio, que se celebra en la ciudad lusa de Figueira da Foz, donde fue detenido el 23 de julio de 2007 en una operación conjunta de la policía lusa y la española.

Giménez Arbe, de 53 años, compareció por primera vez en el juicio el pasado 28 de octubre, y en esta segunda vista está previsto que declaren varios de los testigos citados por los fiscales, en su mayoría policías que participaron en la detención y empleados del banco que se disponía a atracar.

En su declaración inicial, "El Solitario", que ya fue condenado hace unos meses en España a 47 años de cárcel por el asesinato de dos guardias civiles, aseguró que se arrepintió en el último momento de atracar el banco portugués y que no se revolvió contra la policía en el momento de la detención.

Esos dos delitos, robo a mano armada y resistencia a la autoridad, son los más graves que la justicia lusa le imputa al atracador español, acusado además de porte ilegal de armas y falsificación de documentos y matrículas.

Dos de los policías que le detuvieron, que declararon también en la primera vista, sostuvieron que Giménez Arbe no parecía arrepentido del atraco sino alertado de su presencia y aseguraron que forcejeó al ser detenido para intentar agarrar un arma.

Ante su nueva comparecencia en el tribunal, compuesto por tres jueces, la abogada de "El Solitario" afirmó a Efe que el acusado afronta de "forma positiva" la cita con la Justicia.

La letrada, que ha tenido varias reuniones con él, considera prematuro todavía aventurar la pena que pueda recibir su cliente en Portugal, donde aún deben declarar al menos ocho testigos en la vista del miércoles y en otra prevista para el próximo día 26.

En relación a este proceso el presidente del Tribunal de Relación de Lisboa, Luís Maria Vaz das Neves, declaró a Efe que Giménez Arbe no será extraditado a España hasta que cumpla la sentencia que se le imponga.

El magistrado, cuyo tribunal es el responsable de pronunciarse sobre la extradición, explicó que la petición española fue desestimada el año pasado, entre otros motivos, porque las penas estipuladas por las dos legislaciones para castigar los delitos de los que se le acusa en Portugal no son las mismas.

"El Solitario", el atracador más buscado en España durante la última década, era seguido en secreto por la policía española y fue capturado en las inmediaciones del banco de Figueira da Foz que iba a atracar, a 190 kilómetros al norte de Lisboa.

En su declaración en el tribunal luso aseguró que no se arrepiente de sus atracos en España, que vinculó con una lucha "política" contra la banca, y se quejó de que la policía lusa le había torturado con descargas eléctricas tras detenerle.

En España Giménez Arbe fue juzgado en Navarra por el más sangriento de los atracos que se le atribuyen tras su entrega temporal, entre enero y julio de este año, por parte de las autoridades lusas.

En tanto los jueces deciden su suerte, "El Solitario" permanece en la prisión lisboeta de Monsanto, la más segura de Portugal, desde la cual es trasladado para su comparecencia en los tribunales.

También en esta cárcel se ha quejado de sufrir malos tratos y torturas psicológicas y en el último año intentó suicidarse cortándose las venas y realizó además dos huelgas de hambre durante varios días. EFE

arm-ecs/ma