Quantcast

Las suturas antisépticas reducen un 17% la infección en neurocirugía de niños

Madrid, 18 nov (EFE).- El uso de suturas antisépticas reduce en un 17 por ciento la tasa de infección quirúrgica en neurocirugía pediátrica, según un estudio presentado hoy de forma simultánea en cincuenta ciudades de Europa, Latinoamérica y Oriente Medio.

Así lo avalan los resultados del informe "Prevención de la Infección Quirúrgica en Neurocirugía Pediátrica", presentado hoy durante el Seminario "La infección quirúrgica: un desafío continuo", con la presencia, a través de Internet, de 1.500 cirujanos.

Los resultados del trabajo, publicado en la revista Journal of Neurosurgery Pediatrics, constatan que el uso de las suturas antisépticas en cirugías pediátricas del líquido cerebroespinal reduce significativamente el riesgo de desarrollar estas dolencias.

En este estudio, del Departamento de Neurocirugía del Hospital Materno Infantil de Buffalo, en Nueva York, participaron un total de 61 pacientes, entre los que se realizaron 84 intervenciones del líquido cerebroespinal durante un periodo de 21 meses.

Los enfermos fueron divididos en dos grupos: en el primero se llevaron a cabo 46 cirugías con suturas antisépticas, mientras que en el grupo control se contabilizaron 38 con suturas convencionales.

En el primer segmento se registraron dos casos de infección quirúrgica -un 4,3 por ciento-, mientras que en el grupo control se llegaron a contabilizar hasta ocho casos -21 por ciento-, ha explicado el doctor Curtis Rozzelle, cirujano del citado hospital estadounidense.

El experto ha subrayado que el uso de suturas impregnadas de antisépticos ha demostrado en este caso reducir en un 17 por ciento el riesgo de infección quirúrgica en este tipo de intervenciones.

Miguel Caínzos, cirujano general y del Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, ha indicado que las infecciones quirúrgicas se han convertido en la infección nosocomial más frecuente en servicios quirúrgicos, ocasionando importantes consecuencias no sólo para el paciente y el cirujano, sino también para el hospital y la sociedad en general.

"Las infecciones quirúrgicas continúan siendo la asignatura pendiente de la cirugía", ha destacado el doctor, quien ha añadido que "mientras que hemos solucionado problemas como las hemorragias o el dolor posquirúrgico" éstas "continúan siendo un verdadero problema para los especialistas".

La incidencia de las infecciones quirúrgicas en España se sitúa en torno al 15 por ciento, ha informado el doctor Luis Grande, jefe de Servicio de Cirugía General del Hospital del Mar en Barcelona y uno de los expertos que participan en el seminario.

En cualquier caso, ha precisado que la tasa de infección está siempre relacionada con el tipo de intervención quirúrgica que se realice.

Generalmente, éstas se clasifican en cuatro grupos -limpia, limpia-contaminada, contaminada y sucia- y las incidencias deberían ser tres, cinco, seis y ocho por ciento, respectivamente.

Sin embargo, Grande ha subrayado que las cifras reales en España se sitúan en rangos cercanos al cinco, diez, quince y treinta por ciento, respectivamente. Es decir, entre dos y cinco veces por encima de lo recomendable.

El experto ha comentado que estos datos se ciñen a la cirugía electiva o programada, ya que, en las intervenciones de urgencias, las cifras se multiplican fácilmente por cuatro o cinco, y en estos casos el índice es superior al cincuenta por ciento. EFE

ad/jrr