Quantcast

El Arrate se toma como una final el duelo ante un rival en racha

Eibar (Guipúzcoa), 18 nov (EFE).- El Arrate confiere rango de verdadera final al partido de la undécima jornada de la Liga Asobal que jugará mañana contra el enrachado Octavio Pilotes Posada en el polideportivo Ipurúa de Eibar.

Todos los integrantes del plantel guipuzcoano coinciden en resaltar la trascendencia del encuentro frente a los vigueses, porque después de sucesivos intentos fallidos su situación clasificatoria se ha tornado insostenible y la segunda victoria no puede demorarse más.

"Tenemos que ganar", asume su entrenador, Julián Ruiz, que después de coleccionar decepciones desde la llegada al banquillo albiazul, con excepción del triunfo sobre el Ciudad Real y el reciente éxito en la Copa EHF, entiende que es el momento de despegar.

El 28-31 logrado en Serbia frente al Kolubara Lazarevac conllevó un efecto medicinal sobre el plantel eibarrés, pero de poco serviría el empujón anímico experimentado si no lleva aparejado un buen resultado contra el bloque gallego, tal vez la principal revelación en el primer tercio liguero, clasificado a tan sólo cuatro puntos del líder.

"A ver si recuperamos sensaciones de tipo positivo y comenzamos a levantar cabeza, que buena falta nos hace", ansía Julián Ruiz, que además tiene motivos para lamentar la mala fortuna sufrida hasta ahora, también en el plano arbitral.

El preparador eibarrés es consciente de las dificultades que encontrarán para imponerse al Pilotes Posada, un equipo que además ya logró puntuar en sus dos anteriores visitas a la cancha eibarresa, aunque con el margen de error agotado desde hace semanas las expectativas de éxito pasan por el rendimiento ofensivo que puedan ofrecer en esta oportunidad.

Julián Ruiz dispone de todo el plantel en condiciones de jugar, con la consabida excepción del lesionado Marc García. EFE

jr/rh