Quantcast

ELA aboga por restaurar la representación electoral de la izquierda abertzale

Bilbao, 18 nov (EFE)- El Comité Nacional de ELA, en una propuesta de resolución planteada al congreso de la central, considera que restaurar la representación electoral "del espacio político hoy proscrito", en alusión a la izquierda abertzale ilegalizada, "debe ser una prioridad real para el conjunto de las fuerzas" y "el MLNV".

Con el título "La vulneración de derechos y la exclusión política deben finalizar", el Comité Nacional de ELA aprobó ayer una resolución para su aprobación en el próximo congreso del sindicato, en la que se señala que tal objetivo debe ser también prioridad para el autodenominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV).

En el texto, difundido hoy por la central, se insta al congreso de ELA a comprometerse con "seguir marcando un espacio crítico con las políticas antirrepresivas y contra la deriva jurídica y judicial del estado español y a movilizarse y compatibilizar la defensa de todos los derechos humanos, individuales y colectivos, civiles y políticas".

El sindicato enmarca este planteamiento en su apuesta por la suma de fuerzas en favor de un proceso soberanista, civil y democrático.

La propuesta aboga por mejorar la correlación de fuerzas "a favor de un escenario más democrático y respetuoso con los derechos humanos".

Según denuncia, "muchos ciudadanos en Euskal Herria tienen restringidos sus derechos fundamentales y libertades políticas como consecuencia del régimen permanente de ilegalizaciones y de las políticas represivas" del Estado.

En su propuesta al congreso, el Comité Nacional de ELA lamenta "la insensibilidad generalizada" existente ante "esas lacras" y considera "una prioridad" su superación.

Opina que "la denuncia de torturas, la lucha contra el régimen de incomunicación de los detenidos o la necesidad de finalizar con la situación inhumana que padecen los presos y presas políticas podrían pasar a un primer plano de la exigencia social e institucional" si se renuncia a seguir con "estrategias del pasado", en alusión a la violencia.

"Nos referimos -explica- a todas las formas de lucha, que, vulnerando los derechos humanos, ejercen de coartada para la política represiva" del Estado.

Para ELA, deben finalizar "inmediata e incondicionalmente" los asesinatos de ETA, los atentados, la extorsión y la amenaza.

En su opinión, si desaparecen sería posible otro estado de opinión y otras oportunidades de acción política en Euskadi y en el ámbito internacional.

En la propuesta de resolución, el sindicato denuncia la ilegalización "sucesiva" de partidos políticos "para privar de representación a un importante espacio social y político vasco" y considera que en esta práctica subyace "una voluntad de represalia impropia de una democracia".

También muestra su rechazo "más firme" a las prácticas de malos tratos y torturas y condena "la gratificación doble que el torturador recibe como consecuencia de la cobertura que le otorgan los poderes del estado" y "las instituciones penitenciarias y policiales", según señala.

En el texto se critica, asimismo, la dispersión de presos de ETA por "injusta" e "ilegal".

Para el Comité Nacional de ELA, la realidad penitenciaria "en relación a los presos y presas políticas vascas arremete frontalmente contra la dignidad humana" y es "de especial gravedad" el caso de los reclusos enfermos que no son excarcelados.

El texto denuncia, además, las reformas anunciadas en el Código Penal para establecer una vigilancia a condenados por terrorismo durante veinte años al término de su condena.

Para ELA, "constituye un castigo y una limitación de la libertad de por vida incompatibles con el derecho". EFE

cc