Quantcast

DUP y Sinn Fein acuerdan la devolución de los poderes de Justicia e Interior

Dublín, 18 nov (EFE).- El mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) y el Sinn Fein lograron hoy un acuerdo sobre la transferencia de los poderes de Justicia e Interior al Gobierno norirlandés de poder compartido entre católicos y protestantes.

El acuerdo pone fin a meses de disputas entre esos dos partidos, lo que provocó que el Ejecutivo autónomo no se reuniese desde el pasado mes de junio y mantuviese paralizado el proceso de paz en la región.

El ministro principal, el unionista Peter Robinson, y su adjunto en el Gobierno, el nacionalista Martin McGuinness, confirmaron que el Ejecutivo reanudará sus sesiones el jueves, pero precisaron que aún no hay un calendario para completar el proceso de la trasferencia de poderes de Londres a Belfast.

Entre los puntos acordados destaca el nombramiento de un Fiscal General para Irlanda del Norte, así como la creación de un nuevo Ministerio de Justicia, cuya cartera, al parecer, ocupará una persona que no pertenezca al DUP o al Sinn Fein.

"Creemos que estos acuerdos tienen la capacidad de ganarse la confianza de la comunidad. Esperamos que el primer ministro (británico, Gordon Brown), continúe dispuesto a ayudar con los gastos económicos derivados del proceso de devolución", dijo Robinson.

El acuerdo de Saint Andrews (Escocia, 2006), firmado por todos los partidos, sentó las bases del actual Gobierno de poder compartido y fijaba la devolución de los poderes de Justicia Interior para mayo de 2008.

No obstante, el DUP se ha negado hasta ahora a comprometerse con el proceso de transferencia porque desconfiaba del compromiso del Sinn Fein, brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), con la vía democrática.

Según los expertos, la devolución de esas áreas durará varios meses, aunque el ministro principal convino que el DUP y sus socios en el Gobierno "quieren que no haya retrasos innecesarios".

McGuinness explicó que el Ejecutivo celebrará reuniones semanales para trabajar en este asunto y para solucionar otros temas que se han acumulado durante estos cinco meses de parálisis.

El dirigente republicano celebró la restauración del clima de entendimiento que marcó, por ejemplo, el primer año de Gobierno de poder compartido con el antecesor de Robinson en el cargo, el reverendo Ian Paisley.

"La posición del Sinn Fein durante las negociaciones (con el DUP) ha sido constante -recordó McGuinness-, el Ejecutivo y otras instituciones políticas deben operar sobre unas bases de igualdad y cooperación".

El viceministro principal confió en que el acuerdo logrado por ambos partidos permita al Ejecutivo autónomo "funcionar sin interrupción".

El primer ministro británico consideró que el pacto "abre un nuevo capítulo en la historia" de la región.

"Por primera vez, hemos visto avances en la disputa sobre la devolución de los poderes de Justicia e Interior. Éste era el último obstáculo de un proceso que traerá la paz y la democracia a Irlanda del Norte", dijo Brown. EFE

ja/fpb/ir