Quantcast

Prohíben una expedición turística en el Sahara por motivos de seguridad

Argel, 18 nov (EFE).- Las fuerzas de seguridad han prohibido por razones de seguridad una expedición turística en la provincia de Ghardaia, en el sur de Argelia, organizada por una agencia local para un grupo de seis turistas alemanes, informaron hoy fuentes locales.

El viaje estaba previsto a lo largo de 14 días desde la ciudad de El Menea a través del desierto del Sahara argelino, pero las fuerzas de seguridad han comunicado a la agencia organizadora "Visa Travel" la prohibición de llevarlo a cabo.

Al grupo de turistas alemanes también se les ha prohibido abandonar la ciudad de El Menea.

Las fuerzas de seguridad justificaron la medida porque recibieron informaciones sobre movimientos sospechosos de vehículos todo terreno en la región del Grand Erg, a cerca de 120 kilómetros al oeste de la ciudad, y donde la agencia tenía previsto transportar a los turistas en camello.

Las autoridades de la región explicaron que esta zona del Grand Erg, que se extiende también por las provincias de Bechar y de Adrar, es "muy peligrosa".

Hace una semana, se supo que el Gobierno argelino había decidido reforzar las medidas de seguridad en el sur del país para proteger los campos petrolíferos, a los extranjeros que trabajan en ellos y también a los turistas.

Estas medidas se adoptaron en algunas zonas conocidas por ser lugares habituales de tránsito de grupos terroristas o de bandas de contrabandistas.

Se trata de regiones como la de Zatiyine, a caballo entre las provincias de Ghardaia y Tamanraset, y otras situadas en los departamentos de Ouargla, en el sureste, y Adrar, en el suroeste.

Los responsables de seguridad pusieron en marcha un plan de cooperación entre las fuerzas aéreas del Ejército argelino y la compañía estatal de hidrocarburos Sonatrach, que dispone de aviones ligeros.

Ambas realizarán patrullas aéreas conjuntas, especialmente para garantizar la vigilancia de los gasoductos, oleoductos y otros complejos y edificios del sector energético.

Las fuerzas de seguridad en las provincias concernidas han recibido igualmente instrucciones para reforzar la vigilancia y adoptar en su caso medidas adicionales.

Las medidas respecto a los turistas consisten en proporcionar escolta de escuadrones de la Gendarmería a los grupos de visitantes, especialmente en las provincias de Tamanraset e Illizi.

En marzo de 2003 un grupo de 32 turistas europeos fue secuestrado en el desierto argelino por el entonces denominado Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), que desde octubre de 2006 pasó a llamarse Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI).

Una parte de los secuestrados fue liberada tras un asalto de fuerzas especiales del Ejército en la provincia de Tamanraset, mientras que el resto fue conducido al norte de Mali y liberado tras un rescate que la prensa argelina estimó en cinco millones de euros.EFE

sk-jg/ll