Quantcast

Eligen a los doce miembros del jurado popular que dictará sentencia

Moscú, 18 nov (EFE).- El Tribunal Militar de la región de Moscú eligió hoy a los doce miembros del jurado popular que dictará sentencia en el juicio por el asesinato de la periodista rusa Anna Politkóvskaya.

Cualquiera de los doce elegidos podrán ser rechazados por cualquiera de las partes -Fiscalía, defensa y abogados de la familia de Politkóvskaya- antes de que dé comienzo el juicio, si dudan de su capacidad y objetividad para emitir un veredicto.

El Tribunal también eligió a ocho suplentes entre una lista de 50 personas elaborada a partir de dos mil candidatos, según informó la agencia Interfax.

Mañana, miércoles, comenzará el juicio propiamente dicho con una vista en la que la Fiscalía expondrá los cargos contra los acusados, que reconocerán su culpa o se declararán inocentes.

El Tribunal dictaminó el lunes que las vistas serán abiertas como solicitó la familia y en contra de la opinión de la Fiscalía, que arguyó que entre los materiales del caso existen documentos considerados secretos de estado.

El hijo de la periodista, Iliá Politkovski, ha denunciado que en "el banquillo de los acusados sólo figura una pequeña parte de los implicados" en el asesinato perpetrado en Moscú el 7 de octubre de 2006.

El presunto autor material del crimen, identificado como Rustam Majmúdov, es objeto de búsqueda y captura internacional, y su fuga ha sido muy criticada, particularmente por el semanario "Nóvaya Gazeta", donde Politkóvskaya trabajó desde 1999 hasta su muerte.

Mientras, en el banquillo de los acusados están dos hermanos Majmúdov, como supuestos cómplices, y también el ex policía Serguéi Jadzhikurbánov, que les podría haber asistido en el asesinato.

El asesinato de Politkóvskaya fue perpetrado cuando la periodista preparaba un artículo sobre las torturas sistemáticas en Chechenia, que fue publicado por sus compañeros cinco días después de su muerte.

Politkóvskaya, que nació en Nueva York en 1958 tenía doble ciudadanía (rusa y estadounidense).

La periodista confesó en varias ocasiones que había recibido amenazas de muerte de los servicios secretos rusos, del Ejército y de otras agencias de seguridad del Estado a las que había criticado con dureza en sus artículos. EFE

io/egw/sc