Quantcast

La DGT quiere que las empresas formen en seguridad vial a sus trabajadores

Madrid, 18 nov (EFE).- El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha invitado hoy a las empresas a que formen a sus trabajadores en materia de seguridad vial, impartiendo cursos prácticos de conducción segura para prevenir la siniestralidad laboral en la carretera.

En la apertura de una jornada sobre la seguridad vial en el marco de la responsabilidad social corporativa, organizado por la Fundación José Pons, Navarro ha propuesto la formación en el ámbito laboral como una forma de incorporar "la cultura de la seguridad vial" en el mundo empresarial.

"Queremos que las escuelas de negocios enseñen seguridad vial como una buena práctica, empezando por las grandes empresas e impregnando poco a poco a todo el tejido empresarial", ha sentenciado el responsable de Tráfico, que ha apelado a que esta medida se aborde "por convencimiento" y no por obligación.

Además, Navarro ha anunciado que, para ello, la DGT cuenta con la colaboración de los sindicatos y de los trabajadores, y se ha referido al éxito que tienen estos planes en seguridad vial impulsados por las empresas en el resto de Europa.

Empresas como el Real Automóvil Club de España (RACE), el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) o el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), ha dicho el director general de Tráfico, funcionan ya como "escuelas de conducción segura" y desarrollan planes ejemplares, cuyo reto, ha apostillado, "es darlos a conocer".

Durante 2007 el 40 por ciento de las personas muertas en accidentes laborales en España fallecieron en la carretera, mientras que en Francia los fallecidos por esta causa ascendieron al 50 por ciento, según ha reseñado Navarro.

Así, de las 1.167 muertes registradas en España el año pasado por accidente laboral, 470 tuvieron lugar cuando el empleado se desplazaba a su lugar de trabajo en su vehículo o ejercía su actividad laboral.

Según los datos del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), 87.038 partes de accidentes laborales enviados el año pasado por las empresas a la Administración o a la mutua, iban enmarcados en el epígrafe de accidente de tráfico.

De igual manera que la empresa ha ido incorporando a su política interna conceptos como el de la prevención de riesgos laborales, la sostenibilidad o el del respeto al medio ambiente, a juicio de Navarro, debe asumir también la cultura de la seguridad vial como elemento de su responsabilidad social corporativa.

"La empresa tiene que devolver a la sociedad parte de lo que ha recibido de ella", ha dicho el responsable de Tráfico, que ha agradecido a las empresas convocadas que ejerzan su "responsabilidad compartida" sobre la seguridad vial, reforzando las acciones de la Administración.

Asimismo, ha añadido una razón más para poner en marcha estos cursos de formación a los trabajadores al referirse al coste económico que supone para la empresa un accidente laboral, que acarrea los gastos de la sustitución de una baja, el impacto psicológico o los arreglos de los vehículos dañados. EFE

agp.jav/pv