Quantcast

El Príncipe destaca a China como socio prioritario y llama a la cooperación

Barcelona, 18 nov (EFE).- El Príncipe Felipe ha destacado hoy a China como un país importante para España, por lo que ha apostado por "incrementar la cooperación" entre ambos países para "afrontar eficazmente el nuevo contexto de interconexión e interdependencia global".

En la sesión plenaria de la IV edición del Global China Business Meeting, celebrado en Barcelona, el Príncipe ha ejemplificado el gran interés que tienen los empresarios españoles en China con el "fuerte incremento de las relaciones económicas y comerciales hispano-chinas de los últimos años".

"Creo mucho en el potencial de nuestras relaciones, de la gran cantidad de áreas de interés mutuo, de nuestro diálogo político, y de nuestra cooperación científica, tecnológica y cultural", ha subrayado el Príncipe.

El Príncipe ha asegurado que el conjunto de sesiones celebradas en el marco de este evento ha puesto de relieve las "inmensas" posibilidades de cooperación entre España y China, "no sólo en el plano bilateral, sino también en el multilateral y en la triangulación con otros importantes países".

Don Felipe ha destacado el gran interés que tiene una cita como la que se ha celebrado en Barcelona dada la coyuntura de crisis económica y tras la cumbre del G-20, que el pasado fin de semana se reunió en Washington (Estados Unidos), ya que ambas naciones, España y China, están "entre las diez principales economías del mundo".

"Estamos indudablemente llamados a incrementar en mayor medida nuestra cooperación y trabajo conjunto en múltiples sectores y áreas geográficas. Partimos para ello, de una gran capacidad de entendimiento, fortalecida por contactos oficiales y logros concretos que en los últimos años han ido estrechando nuestros lazos en muchos ámbitos", ha señalado Don Felipe.

El Príncipe ha recordado que China es el mayor proveedor de España fuera de la Unión Europea, y el mayor mercado de España en Asia.

Por ese motivo, el Príncipe de Asturias ha situado a China como "eje importante de la política exterior de España", que ha dado como fruto que en 2007 se celebrara el "Año de España en China", con una serie de actos destinados a difundir en el país asiático el conocimiento de las facetas históricas, artísticas, culturales y económicas españolas.

Además, la apuesta de España por China quedó plasmada con el Plan Integral español de Desarrollo de Mercado (PIDM) para el país asiático, lanzado en 2005, y que es "el más ambicioso" de los que dispone España.

El Príncipe ha alabado la evolución de China en los últimos años, en los que se ha convertido en "uno de los actores internacionales de mayor peso e influencia global para el siglo XXI" tras una "acelerada transformación gracias a la combinación de su enorme peso demográfico, su gran capacidad de trabajo, con una alta competitividad y elevadas tasa de crecimiento".

La IV edición de la Global China Business Meeting se inauguró ayer y se cerrará esta noche, y ha contado con la presencia de más de 400 presidentes y consejeros delegados de las principales compañías chinas, que han debatido sobre el papel de su país ante la crisis. EFE

vs/mg/ero