Quantcast

El PE pide nuevas sanciones contra la discriminación salarial de las mujeres

Estrasburgo (Francia), 18 nov (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) pidió hoy una revisión de la normativa vigente sobre diferencia salarial entre hombres y mujeres y abogó por introducir nuevas sanciones a las empresas que no la respeten.

Con 590 votos a favor, 23 en contra y 46 abstenciones, los eurodiputados aprobaron un informe con recomendaciones para la Comisión Europea, a la que piden una propuesta para reformar la actual legislación antes de final de 2009.

El PE, que recuerda en su texto que el salario de las mujeres en la UE es de media un 15 por ciento inferior al de los hombres, defiende la posibilidad de introducir nuevas sanciones, como el pago de una indemnización sin límite máximo a la víctima de la discriminación, multas administrativas y la exclusión de subvenciones públicas para los infractores.

Además, los eurodiputados piden la inclusión de nuevas definiciones en la legislación para que ésta no cubra únicamente las diferencias en salarios netos, sino también otros aspectos como las pensiones de jubilación y otros derechos laborales.

La Eurocámara solicita en su texto reforzar la transparencia salarial y hacer obligatorias las auditorías periódicas sobre remuneración en las empresas.

Los eurodiputados quieren que, además, los empresarios se vean obligados a facilitar a los trabajadores los resultados de estos análisis en forma de estadísticas salariales desglosadas por género.

Según los datos del PE, en España la diferencia salarial entre hombres y mujeres en 2002 era de un 25 por ciento, sólo el 1 por ciento menor que en 1995.

En 2005, el salario bruto anual medio de los hombres fue de 21.093 euros y el de las mujeres 15.768 euros, explicó hoy la Eurocámara en un comunicado.

Para las eurodiputadas socialistas españolas Teresa Riera e Iratxe García, las recomendaciones son "muy importantes y trascendentales", pues la "actual brecha salarial en la UE es una triste realidad difícil de combatir, consecuencia de una discriminación indirecta sobre las mujeres".

Según recordaron en un comunicado, "actualmente, una mujer debe trabajar 52 días más para poder obtener el mismo salario que un hombre, lo que es inadmisible en una sociedad que se denomina moderna y del siglo XXI".

Las dos parlamentarias defendieron además la elección del 22 de febrero como "Día Por la Igualdad en la Retribución", como fórmula para que cada año se visualicen "los avances y/o estancamientos que se produzcan sobre este derecho". EFE

mvs/lgo