Quantcast

Demandan más recursos sociales para atender a enfermos mentales en Guipúzcoa

San Sebastián, 18 nov (EFE).- La Fundación Hurkoa ha demandado hoy más recursos sociosanitarios para atender a las personas incapacitadas por padecer enfermedades mentales severas en Guipúzcoa.

El presidente de la Fundación Hurkoa, José Luis de la Cuesta, el gerente de esta entidad, José Ignacio del Pozo, y la representante de la Plataforma Sargi Lourdes Ramos, han presentado hoy en una rueda de prensa en San Sebastián una jornada sobre la "Realidad sociosanitaria de la enfermedad mental en Guipúzcoa", que se celebrará el próximo martes en San Sebastián.

La Fundación Hurkoa, creada en 1990 por iniciativa de Cáritas, se dedica a tutelar a dependientes o incapacitadas que no cuentan con familias o allegados que se hagan cargo de ellos, así como a dar apoyo a familias que cuentan entre sus miembros con una de estas personas.

Hurkoa tutela actualmente a 393 personas, de las que 240 son mayores con algún tipo de demencia y otra enfermedad incapacitante y 153 son enfermos mentales severos, que precisan seguimiento y tratamiento para poder hacer una vida normal.

Lourdes Ramos, integrante de Sargi, una plataforma que agrupa a 22 entidades dedicadas a la intervención social, ha explicado que la atención a los enfermos mentales severos está muy "dispersa" y en Guipúzcoa carece de recursos e infraestructuras suficientes.

Aunque la red sanitaria puede ser suficiente, con los hospitales psiquiátricos y las unidades especializadas existentes en Osakidetza, el problema se centra en el aspecto social, en la atención que estas personas precisan cuando salen del hospital.

Ramos ha indicado que estas personas, que padecen enfermedades como la psicosis, el trastorno bipolar o la esquizofrenia, tienen necesidades de vivienda y de inserción laboral, y ha explicado que Guipúzcoa cuenta con 6,6 plazas por cada 100.000 habitantes en pisos tutelados para estos pacientes mientras que en Vizcaya el ratio es de 16,9 y en Álava de 31,5.

Ha sostenido además que en mayo de 2008 un informe del Ararteko revelaba que la atención sociosanitaria a los enfermos mentales en la Comunidad Autónoma Vasca resultaba "claramente insuficiente".

Ramos ha indicado que se trata de un colectivo muy difícil de censar, pero ha explicado que los estudios efectuados en EEUU hablan de que un 2,6% de la población sufre alguna enfermedad mental severa.

Ha resaltado que en 2005 el Ararteko cifró en unas 1.800 las personas sin hogar en el País Vasco, de las que el 50% eran enfermos mentales, mientras que la población reclusa también presenta cada vez mayores índices de enfermedad mental severa. EFE

rh/ep