Quantcast

Lluc Tomàs dimite como alcalde

El alcalde de Llucmajor, Lluc Tomàs, ha presentado
esta mañana su dimisión
en el Consistorio, tras la sentencia que le
condena a tres años de prisión por malversación de caudales públicos.
Igualmente, Tomàs comunicó ayer a la Junta Local que hoy hará efectiva
su petición de baja de la sede regional del PP
, partido que expresó su
"total convencimiento" sobre la inocencia del primer edil.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha
emitido hoy una sentencia judicial en la que condena al alcalde de
Llucmajor, Lluc Tomàs, a tres años de prisión
e inhabilitación absoluta
por tiempo de ocho años por un delito de malversación de caudales públicos, si
bien le absuelve del resto de delitos que le acusó el Ministerio Fiscal.

Asimismo, la Audiencia condena a Joaquin Rabasco como autor
responsable del mismo delito y por el que le condena a cuatro años de
prisión
, más otros ocho años inhabilitación absoluta y pago de otro
quinto de las costas procesales causadas. Asimismo, la Audiencia le condena
a otros dos años por un delito de alzamiento de bienes y a una
multa de doce meses, con una cuota diaria de 30 euros.

Asimismo, condena a Maria del Amor Aldao a dos años de
cárcel
por considerarla autora del mismo delito de malversación de
fondos públicos, y al pago de otro quinto de las costas procesales causadas. A
la misma la Audiencia la condena a otro año de prisión por ser
responsable de un delito de alzamiento de bienes
y a una multa de doce
meses a razón de 6 euros diarios y pago del restante quinto de las costas
procesales causadas.

Pago de fiestas

La condena hace referencia al caso de contrataciones irregulares para
fiestas y actos
por parte del Consistorio de Llucmajor a cuatro
empresas de las que era apoderado legal el entonces concejal Joaquín
Rabasco
y de las que era propietaria su compañera sentimental, María
del Amor Aldao.

La Audiencia afirma que está probado que entre los años 2000 y 2003 el
alcalde Tomàs no disponía de mayoría absoluta en el Ajuntament
de Llucmajor, por lo que llegó a un acuerdo con la Agrupación Social
Independiente (ASI)
, cuyo presidente y concejal era Rabasco,
para establecer un "plan de gobernabilidad municipal cuyo contenido
exacto se desconoce"
, según la sentencia.

Con la incorporación
de Rabasco al Ajuntament, éste y su compañera sentimental y secretaria en ASI
montaron "un entramado" de cuatro empresas (Majo Esport; Retsar Music,
S.L; Tenedi Ambiente S.L.; Rodena Swin, S.L.).

Según la
sentencia el entramado se creó "con la finalidad de aprovecharse de su
condición de concejal y de la influencia necesaria
de su agrupación
para, de este modo, contratar ventajosamente con el Ajuntament de Llucmajor con
beneficio propio y perjuicio de aquel".

'Los Brunos'

En conjunto, las cuatro empresas facturaron al Ayuntamiento un total
de 1.005.685,62
euros por diversas fiestas y
festejos en la playa del Arenal
, algunos de los cuales no llegó a
celebrarse o para los que casi siempre se contrataba a "amigos del
concejal", como los artistas "Los Brunos" y "Bruno y
Lino".

"Para dicha finalidad -agrega la sentencia-
contaban con la colaboración necesaria e imprescindible de Lluc Tomás
Munar
(…). La cooperación necesaria de éste la obtenían merced a la
influencia y capacidad de presión política del concejal".

Para los pagos
a las empresas vinculadas a Rabasco y su compañera, precisa el texto, el
alcalde hacía en ocasiones caso omiso de las advertencias de los técnicos
municipales
o les daba trámite por la vía de urgencia y en el último
momento en plenos municipales.

La sentencia precisa que Tomás
conocía perfectamente la relación empresarial de Rabasco con las cuatro
empresas,
alguna de ellas con domicilio en la sede de ASI, que además
conseguían las adjudicaciones de los contratos directamente del Ayuntamiento,
sin concurso y desde la concejalía de la que era responsable el concejal.