Quantcast

Un 10% de la población, más riesgo de hemorragias por consumo de analgésicos

Galdakao (Vizcaya), 18 nov (EFE).- Un estudio muestra que entre el 10 y el 15% de la población tiene tres veces más riesgo de que el consumo de determinados analgésicos le provoquen hemorragia gastrointestinal porque, debido a su herencia genética, posee en sus células una variante concreta de una enzima.

Así lo determina una investigación farmacogenética llevada a cabo por los hospitales de Galdakao (Vizcaya), Valle de Hebrón (Barcelona), Xeral (Galicia), Pío del Río Ortega (Valladolid) y Verona (Italia), según ha informado a Efe el médico especialista en farmacología clínica de Galdakao Carmelo Aguirre Gómez, responsable del estudio en este centro.

Hasta la fecha, la comunidad médica conocía que el consumo de analgésicos desencadenaba en algunos pacientes una hemorragia gastrointestinal, mientras que en otros, de la misma edad y los mismos condicionantes, no tenía este efecto.

El estudio se ha centrado en la enzima denominada citrocromo 2CP, que metaboliza los tipos de analgésicos más comunes después de la aspirina -que no es objeto de este trabajo porque es metabolizada por otra enzima- como son ibuprofeno, ketoproceno y piroxicam, entre otros.

El 99% de la población occidental -la situación difiere entre personas asiáticas o africanas- posee una de las tres variantes más comunes de esta enzima, ha concretado el responsable de la Unidad de Farmacovigilancia del Hospital de Galdakao, responsable del estudio en el País Vasco.

El informe determina que las personas que tienen la variante tres de esta enzima -entre el 10 y el 15% de la población- tienen un riesgo que es tres veces o más superior al del resto de los ciudadanos de que el consumo de determinados analgésicos les acabe produciendo hemorragia gastrointestinal.

Para llegar a esta conclusión se han llevado a cabo durante 18 meses entrevistas personales a 500 pacientes -hombres y mujeres mayores de edad- aquejados de hemorragia intestinal y a otras 1.500 personas sanas de la misma edad que los enfermos.

Para conocer el tipo de enzimas de estos pacientes, se han efectuado en laboratorios especializados análisis genéticos a partir de muestras de sangre.

La determinación del tipo de enzimas no es revelada en los análisis rutinarios de sangre que se efectúan en los centros ambulatorios. Sin embargo, algunas empresas comercializan ya los instrumentos necesarios para realizarlos, ha concretado el también profesor titular de Farmacovigilancia en la Universidad del País Vasco.

El estudio, subvencionado por el Fondo de Investigación Sanitaria FIS y el Gobierno vasco, analiza también el supuesto mayor riesgo de hemorragia gastrointestinal con el consumo de antidepresivos, aunque no demuestra que la variante de la enzima 2D6, que se asocia con esta incidencia, se encuentre relacionada. EFE

es