Quantcast

La industria facturó 0,4% más en septiembre y entrada de pedidos bajó el 3,5%

Madrid, 18 nov (EFE).- La industria española facturó en septiembre el 0,4 por ciento más respecto al mismo mes del año pasado, mientras que la entrada de pedidos cayó el 3,5 por ciento, con lo que este indicador suma dos meses consecutivos a la baja, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Con la crisis económica y financiera como telón de fondo, el descenso de los pedidos refleja el retroceso de la demanda y del consumo.

Por destino económico de los bienes, la cifra de negocios bajó el 12,4 por ciento en el caso de los bienes de consumo duradero, el 4,6 por ciento en los de equipo y el 2,9 por ciento en los intermedios.

La facturación aumentó en los sectores de energía, con un repunte del 19,2 por ciento, y en los bienes de consumo no duradero, con una subida del 5,1 por ciento.

En lo que respecta a la entrada de pedidos, el segmento que sufrió el mayor retroceso fue el de bienes de equipos, con un descenso del 19,7 por ciento respecto a septiembre de 2007.

Por detrás se situaron los bienes de consumo duradero y los intermedios, con bajadas del 9,6 y del 4 por ciento, respectivamente.

En el caso de los bienes de consumo no duradero, la recepción de pedidos creció el 5,4 por ciento y en el energía el 19,6 por ciento.

En cuanto al acumulado entre enero y septiembre, la industria facturó el 2,5 por ciento más respecto a los nueve primeros meses de 2007.

Atendiendo al destino económico de los bienes, la cifra de negocio de los bienes de consumo duradero bajó el 10 por ciento, la de los de equipo, el 1,2 por ciento, y la de los intermedios, el 1,7 por ciento.

Por su parte, la facturación de bienes de consumo no duradero avanzó el 3,6 por ciento y la de energía el 30,7 por ciento.

Entre enero y septiembre, la entrada de pedidos acumuló un incremento del 2,3 por ciento respecto al mismo periodo del pasado ejercicio.

Esta subida se logró gracias a que los repuntes registrados en los segmentos de Energía (31,4 por ciento) y en los bienes de consumo no duraderos (3,7 por ciento), compensaron las caídas de los bienes de consumo duradero (9,4 por ciento), de los de equipo (2,9 por ciento) y de los intermedios (1,4 por ciento). EFE

atm/ltm