Quantcast

El pateador Dawson fue el héroe y Lindell el villano

Orchard Park (Nueva York, EEUU), 17 nov (EFE).- El pateador Phil Dawson se encontró que su gol de campo de 56 yardas iba a ser el decisivo para que los Cafés de Cleveland venciesen por 29-27 a los Bills de Buffalo en el tradicional partido de la noche del lunes con la que se cerró la undécima semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Dawson, con la ayuda de un viento que estaba a su favor, logró la patada ganadora cuando faltaba 1:36 minuto para concluir el tiempo reglamentario y dio a los Cafés la ventaja parcial de 29-27, que luego iba a ser la definitiva porque no tuvo la misma fortuna Rian Lindell, el pateador de los Bills.

A Lindell le toco el fuerte viento en contra y aunque la distancia para su gol de campo fue de 47 yardas, con 38 segundos para concluir el partido, no pudo anotar porque el ovoide se fue por el lado externo del poste derecho ante la frustración de todo el equipo, seguidores y la de el mismo.

El fallo de Lindell, unido al acierto de Dawson, que acertó con su mejor patada como profesional para completar jornada perfecta de 5-5, dejó a los Cafés (4-6) el triunfo para romper una racha de dos derrotas consecutivas.

El equipo de Cleveland también consiguió su segundo triunfo en los partidos del lunes por la noche esta temporada, mientras que desde 1992 hasta el 2007 era de 1-5.

Los Cafés también evitaron perder de nuevo un partido después de conseguir una ventaja considerable en el marcador, como fue la de 13 puntos por tercer encuentro consecutivo.

El mariscal de campo Brady Quinn no fue factor para su equipo al completar 14 de 36 pases sin anotación y sin que le interceptaran ningún balón, pero hizo historia porque fue su primer triunfo como profesional.

Pero si destacó en el juego de ataque el corredor Jerome Harrison que tuvo una acarreada de 72 yardas para anotación, mientras que el receptor Braylon Edwards también fue un buen objetivo de Quinn al capturar ocho pases para 104 yardas.

Los Bills (5-5) tuvieron de nuevo la oportunidad de ganar el partido, pero perdieron el cuarto consecutivo y se alejaron un poco más de conseguir estar en la fase final del campeonato de la NFL.

El equipo de Buffalo tiene marca 1-5 después que al comienzo de temporada logro marca perfecta de 4-0.

El mariscal de campo Trent Edwards volvió a confirmar que ha perdido la efectividad que tuvo al comienzo del partido cuando mantuvo al equipo invicto por varias semanas y completó 16 de 26 pases para sólo 148 yardas, con tres envíos que le fueron interceptados y uno que se convirtió en anotación.

El receptor Marshawn Lynch volvió a ser el mejor en el ataque de los Bills tanto por aire como por tierra con una anotación. Lynch capturó 23 pases por aire para 119 yardas y hizo 10 acarreadas para 58 yardas por tierra y una de ellas fue de anotación.EFE

mjr/rm