Quantcast

Senadora expone medidas que penaliza entradas falsas en investidura de Obama

Washington, 17 nov (EFE).- La senadora demócrata Dianne Feinstein presentó hoy una medida que penaliza con multas de hasta 100.000 dólares (78.989 euros) y un año en prisión la venta o falsificación de entradas para la investidura del presidente electo de EEUU, Barack Obama.

Feinstein, quien preside el Comité Conjunto del Congreso para las Ceremonias de Investidura, respondió así a informes sobre la proliferación en las ventas de entradas para la 56 ceremonia de inauguración presidencial estadounidense, del próximo 20 de enero.

"La investidura del presidente es uno de los rituales más importantes de nuestra democracia. La oportunidad de ser testigos de este acto no debería venderse o comprarse como si fuesen boletos para un partido de fútbol americano", se quejó Feinstein.

Al respecto, explicó que el objetivo de su proyecto de ley es poner freno "de inmediato" a la conducta "sin escrúpulos" de quienes obtienen estas entradas de forma gratuita y luego intentan venderlas por precios exorbitantes para obtener ganancias.

"Este proyecto de ley también está dirigido a quienes están engañando al público con boletos fraudulentos o con promesas de ofrecer boletos que en realidad no tienen", agregó Feinstein en un comunicado.

Feinstein quiere que el Congreso apruebe su medida esta misma semana durante la abreviada sesión legislativa postelectoral conocida en inglés como "lame duck", para así "impedir que estos timadores empañen este histórico suceso".

Las entradas, explicó la oficina de Feinstein, serán otorgadas al público de forma gratuita a través de las oficinas del Congreso y del equipo de transición de Obama y su vicepresidente electo, Joe Biden.

El Congreso recibirá las entradas una semana antes de la toma de posesión de Obama y quienes finalmente las obtengan deberán presentarse en persona y con su cédula de identidad para recogerlas.

Feinstein enfatizó en que no existe ninguna página en Internet o sitio físico autorizados para la distribución de las entradas, pese a la propaganda que alegue lo contrario.

De cara a la histórica cita del 20 de enero en la que Obama se convertirá oficialmente en el primer presidente negro de EEUU, varios sitios han empezado a ofrecer entradas a precios estratosféricos.

Desde la semana pasada, en eBay 18 competidores han disparado el precio de un par de entradas por encima de los 1.000 dólares (790 euros).

También, el sitio web Inauguraltickets.com invita a los navegantes a efectuar pedidos y advierte de que sus "precios reflejarán la dificultad para obtener" las entradas.

Otro sitio, Dreamtix, ofrece una variedad de entradas, cuyos precios oscilan entre los 1.400 y los 21.000 dólares (entre los 1.106 y los 16.588 euros).

Sin embargo, Ebay/StubHub anunció que no permitirá la venta de las supuestas entradas en ninguna de sus páginas de Internet. EFE

mp/pgp/cpy/may