Quantcast

Museo del Toro ayudará a escolares de Valladolid a formar su propia opinión

Valladolid, 17 nov (EFE).- El Museo del Toro de Valladolid, de titularidad y gestión municipales e inaugurado en 2007, ayudará a los escolares de esta capital a formar su propia opinión sobre "la Fiesta" a través de un programa educativo consistente en visitas guiadas y talleres formativos.

"No existe un único punto de vista para abordar la cultura taurina, sino una diversidad de miradas para crear múltiples discursos interpretativos. Por ello, este programa constituye una herramienta educativa para que el alumnado pueda formar su propia opinión", señala un folleto divulgativo de esa actividad.

Dirigido a estudiantes con edades comprendidas entre los 10 y 13 años, el objetivo es aproximar a los escolares aspectos transversales del mundo del toro, ayudar a combinar la información histórica con otros conocimientos, promover actitudes reflexivas y generar foros de debate, han informado a Efe fuentes municipales.

El programa educativo para el curso 2008/2009 comenzó el pasado octubre y se desarrollará hasta el próximo mes de junio con visitas y talleres que, en el caso de los alumnos de 5º y 6º curso de Educación Primaria, tendrán como guía a "Lup", un extraterrestre que aterriza en la vecina plaza de toros y visita el museo.

El recorrido preparado para los matriculados en primer y segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) propone una reflexión sobre la cultura hispana, sus ritos, tradiciones y costumbres.

Por último, el taller diseñado para los alumnos de Bachillerato consistirá en un viaje por las supersticiones, números y simbología a los que recurre el hombre para enmascarar el miedo, siempre presente en todo el ámbito taurino.

El Museo del Toro, inaugurado en mayo de 2007, consiste en un itinerario histórico que comienza con "El origen del mito", un espacio que aporta una visión de los rituales más ancestrales, y continúa con "El viaje del miedo", donde se muestran las referencias taurinas en pinturas rupestres y textos antiguos hasta el siglo XVIII.

En la tercera etapa, "El toro es la noche", un astado corre hacia el espectador, y en la cuarta, "El toreo es la luz", se puede contemplar la figura de un matador a tamaño natural.

Los grabados de la serie La Tauromaquia de Goya protagonizan "Romanticismo-Ilustración", para dar paso a continuación a la "Era moderna", donde se muestran diferentes claves del rito taurino como son la plaza, el estoque o la muleta.

El último tramo se centra en el siglo XX, en la conocida como Edad de Oro del Toreo, con los diestros sevillanos José Gómez Ortega (1895-1920) y José Belmonte (1892-1962) como principales protagonistas.

Los toreros de Valladolid de todos los tiempos cierran el recorrido, con especial mención a las dinastías de los Domínguez y de los Luguillano, además de Jorge Manrique y Manolo Sánchez, entre otros. EFE

rjh/svt/jrr