Quantcast

Los médicos certifican que Fujimori tiene una salud muy precaria

Lima, 17 nov (EFE).- El ex presidente peruano Alberto Fujimori, juzgado en su país por violación a los derechos humanos, tiene un estado de salud precario, según un informe médico del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) publicado hoy.

La agencia oficial Andina informó de que una revisión médica a la que fue sometido el ex mandatario el pasado fin de semana mostró que Fujimori padece insuficiencia vascular venosa periférica, hipertensión arterial descompensada con alto riesgo de desarrollo venoso, y gastritis erosiva severa.

Los médicos del INEN hicieron llegar una serie de recomendaciones a la sala especial de la Corte Suprema que juzga al ex presidente, para pedir que Fujimori no permanezca sentado más de 90 minutos seguidos, para evitar el riesgo de formación de coágulos.

Además, los médicos solicitaron la modificación de la medicación que recibe Fujimori para tratar su hipertensión arterial, y pidieron una nueva evaluación médica para el 2 de diciembre.

La salud de Fujimori ha sido constante motivo de preocupación para la sala que juzga al ex mandatario, que en junio pasado fue ingresado por una afección cancerígena que tenía en la lengua y que requirió dos intervenciones quirúrgicas.

En septiembre, Fujimori también tuvo que ser ingresado después de que se le detectara un quiste en el páncreas, que resultó ser benigno.

Asimismo, el juicio tuvo que interrumpirse en otras ocasiones debido a crisis de hipertensión del ex mandatario, que también se ha quejado de inflamación en las piernas y hasta se ha quedado dormido en las audiencias.

La Sala que juzga a Fujimori ha pedido al Instituto de Medicina Legal (IML) que se pronuncie sobre el informe antes de tomar cualquier decisión con respecto al acusado.

Fujimori tiene previsto testificar hoy en un juicio que se sigue contra su ex asesor Vladimiro Montesinos, donde debería declarar si el entonces jefe en la sombra de los servicios de inteligencia fue artífice de los actos de violencia registrados el 28 de julio de 2000 y que causaron la muerte de seis personas.

En ese sentido, el magistrado que lo juzga, César San Martín, esperará el pronunciamiento de los médicos para confirmar el traslado de Fujimori a la audiencia por el juicio contra Montesinos.

El abogado defensor del ex presidente, César Nakasaki, señaló que si la salud de su cliente está tan deteriorada, este deberá guardar reposo absoluto y no participar en el juicio.

Fujimori afronta penas de hasta 30 años de prisión si es declarado culpable de haber tenido responsabilidad en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992) en las que murieron 25 personas. EFE

amr/mmr/hma