Quantcast

El Festival de Cine de San Sebastián tampoco escapa de la crisis económica

San Sebastián, 17 nov (EFE).- El Festival de Cine de San Sebastián no va a escapar tampoco de la crisis económica, que en su caso se traducirá en aportaciones públicas congeladas y en una reducción de 90.000 euros de la partida anual de la Diputación de Guipúzcoa, que podrían llevar a un replanteamiento del Zinemaldia.

Este asunto lo trató el Consejo de Administración del Festival en una reciente reunión, en la que el director del certamen, Mikel Olaciregui, puso su cargo a disposición de las instituciones con representación en este órgano -Ayuntamiento de San Sebastián, Diputación, Gobierno Vasco y Ministerio de Cultura-, según han informado a Efe fuentes institucionales.

De momento, se estudian diferentes opciones para ahorrar gastos, pero desde la dirección del Festival han rehusado pronunciarse mientras "no se concrete" la subvención que dará finalmente cada institución.

Las fuentes han explicado que Olaciregui acudió a la reunión con varias propuestas para reducir gastos e intentar acabar con el déficit de ediciones anteriores, algo que se pondría mucho más difícil si se dan recortes presupuestarios.

Los recortes no tiene por qué hacer saltar las alarmas, ha asegurado hoy el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, que ha coincidido en un acto público con el diputado general, Markel Olano, quien ha advertido de que ha llegado "el momento de las vacas flacas".

Ha explicado que, excepto en dos departamentos, va a haber recortes de gasto corriente en el resto, si bien las cuentas que ha presentado el gobierno foral -PNV y EA- para 2009 prevén incrementos en el presupuesto propio de gestión de todas las áreas, incluido el de Cultura y Euskera, que sube un 37,53 por ciento con relación al presente ejercicio.

Olano ha rehusado pronunciarse sobre el futuro del Festival porque entiende que esa cuestión "corresponde a otros agentes" y ha insistido en que los guipuzcoanos están obligados "a apretarse el cinturón, empezando por el diputado general".

Sin embargo, Elorza, se ha mostrado convencido de que el certamen donostiarra, que cuenta "con muy buen equipo", seguirá adelante y "mantendrá el nivel y el prestigio de siempre".

"Conozco muy bien la situación y los datos, y no tengo preocupación al respecto. Las cosas están relativamente bien controladas", ha dicho Elorza, quien ha asegurado que el equipo directivo "sabrá hacer los ajustes tan necesarios y ejemplarizantes" con el presupuesto del Festival, además de "corregir el déficit" de las dos últimas ediciones (cerca de un millón de euros).

El riesgo, en este caso, según las fuentes, es que las otras tres instituciones presentes en el Consejo de Administración decidan seguir los mismos pasos que la Diputación, ya que su aportación es la misma -sobre el millón de euros cada una para un presupuesto global de algo más de siete-.

De momento, algunos grupos de la oposición en las Juntas Generales de Guipúzcoa se plantean frenar las intenciones del gobierno en minoría de la Diputación mediante enmiendas, como el PSE/EE o el PP, que consideran más adecuada la congelación, una medida que Aralar tampoco "ve mal". EFE

ab/ep/jrr