Quantcast

Los jugadores reclaman serenidad pese a la trayectoria descendente del equipo

Eibar (Guipúzcoa), 17 nov (EFE).- La plantilla del Eibar reclama la tranquilidad y confianza del entorno a pesar de la trayectoria descendente del equipo guipuzcoano, que después de sufrir ante Las Palmas la primera derrota de la temporada en Ipurúa ve de cerca los puestos de descenso.

"Somos el Eibar y aquí tenemos que remar todos en la misma dirección", ha recordado nada más perder contra los isleños el capitán del equipo, Ander Alaña, deseoso de que tanto los aficionados como los medios de comunicación eludan referirse a la situación generada en términos de "crisis" y se apresuren a subirse "al mismo barco" que los futbolistas para crear un clima favorable hacer posible la permanencia.

El central azulgrana no ha dudado en hacer autocrítica, porque a su juicio en la segunda mitad del duelo ante los grancanarios renunciaron a las tradicionales "señas de identidad" del club armero, al remitir en su presión habitual, pero también ha subrayado la confianza que tanto él como sus compañeros tienen depositada en el choque del próximo sábado en La Romareda de Zaragoza.

La realidad, sin embargo, refleja que el cuadro de Carlos Pouso sólo ha conseguido ganar uno de sus diez últimos partidos, en los que de treinta puntos únicamente ha sumado siete, al empatar en cuatro ocasiones y perder en cinco.

Los problemas del ataque se reflejan en los solitarios nueve goles marcados, sólo por delante del colista Sevilla Atlético, con siete, pero también preocupa en igual medida la escasa fortaleza defensiva, ya con 16 tantos alojados en sus redes. EFE

jr/rh