Quantcast

FeSP califica de "salvajismo empresarial" despidos y cierre de medios

Madrid, 17 nov (EFE).- La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) calificó hoy de "prácticas de salvajismo empresarial" el cierre de cabeceras, la presentación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) o los ajustes de personal llevados a cabo por algunos medios de comunicación.

En un comunicado difundido hoy la FeSP señala que el "pretexto" para ello es una crisis económica que, aunque existe, "no debe recaer sobre los trabajadores, porque no son en absoluto responsables de ella".

Sin embargo, se pretende que en plena crisis los accionistas queden a "resguardo" y que las consecuencias afecten "únicamente" a las plantillas, opina el sindicato en la citada nota.

En este sentido, el sindicato de periodistas considera que las empresas son las "únicas" responsables de sus estrategias editoriales y comerciales, según la legislación.

"Para conseguir sus propósitos al menor coste, muchas empresas están amenazando con reducir sus plantillas, con el objetivo de implantar el temor en los medios de comunicación y conseguir que los trabajadores acepten las condiciones que pretenden imponer", señala la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP).

En este sentido, recomienda "no ceder al chantaje y no aceptar ninguna propuesta que no sea negociada por los comités de empresa o delegados de personal. Ahora más que nunca, la mejor defensa está en la unidad de los trabajadores y en el respaldo total a sus representantes".

También cree que no hay que aceptar "ningún plan de despidos masivos con cifras concretas, sino exigir en todos los casos una explicación transparente del estado de cuentas de la empresa, tal y como prevé la ley, y el diseño de un plan de viabilidad".

Además opina que en caso de llegar a despidos, éstos se deben analizar y negociar uno a uno, con asesoramiento de los comités y "no aceptar en ningún caso compensaciones por debajo de las que establece la ley".

Por último, el sindicato rechaza que "distintos medios de comunicación hayan publicado últimamente informes cruzados, en los que cada empresa se empeña en demostrar que las de la competencia están muy mal, y viceversa".

También recuerdan al Gobierno y a los grupos parlamentarios que esta crisis "no puede servir de cortina de humo para incumplir los compromisos asumidos con los periodistas". EFE

co/br