Quantcast

Argentina, Brasil y Ecuador ven oportunidad histórica en Consejo de Defensa

Buenos Aires, 17 nov (EFE).- Sudamérica está ante la "oportunidad histórica" de contar con un Consejo de Defensa regional, lo que supone tener una sola voz en el contexto internacional, coincidieron hoy los ministros de Defensa de Argentina, Brasil y Ecuador.

Al inaugurar en Buenos Aires el seminario "Hacia un Consejo de Defensa Sudamericano", los funcionarios también dejaron en evidencia las diferencias que ha generado la propuesta lanzada este año por las autoridades brasileñas.

El ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, dijo que detrás del impulso a esta iniciativa "no hay interés" de su país por desempeñar un rol hegemónico y advirtió que en la región "no hay ninguna nación que pueda hablar por Sudamérica".

"Las asimetrías existen, pero no podemos trabajar con la teoría de la conspiración", dijo antes de recordar que a finales de los años 80 en su país se pensaba "que la defensa no era una cuestión nacional".

"Ahora está claro que debemos vincularla al desarrollo económico y social de nuestros países, por eso hablamos del desarrollo de una defensa regional y de una posible integración de la base industrial en esta materia", añadió.

Tras la propuesta brasileña, se definió que el Consejo de Defensa regional deberá ser una instancia permanente de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, se mostró "un poco escéptico sobre la Unasur" pero "muy optimista sobre el Consejo de Defensa", para luego aclarar que "no hay que atar el desarrollo de uno al otro".

"El proyecto fue lanzado con extraordinaria oportunidad por Brasil y reúne las ideas de democracia y soberanía", destacó antes de recordar el "pasado reciente de autoritarismo, militarismo y aislamiento" que vivió la región.

Aunque criticó a Colombia, país con el que Ecuador mantiene rotas las relaciones diplomáticas desde marzo debido a la incursión militar colombiana contra un campamento de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano, dijo que estas diferencias no conspiran contra la creación del Consejo de Defensa.

Igualmente, se refirió a la "falta de consenso" ante la petición de Colombia de "promover el rechazo a la acción de grupos armados ilegales", en referencia a la guerrilla de las FARC.

En cambio, "Bolivia y Venezuela proponen reconocer la necesidad de combatir las amenazas de cualquier naturaleza que se ciernan sobre la convivencia de nuestros pueblos y sus sistemas democráticos de gobierno", agregó.

En tanto, la ministra argentina de Defensa, Nilda Garré, consideró "esencial trabajar a partir de mínimos comunes denominadores" con el objetivo de "construir un mecanismo regional para que Sudamérica sea una zona de paz y democracia".

Además, destacó que "se ha formado un grupo de trabajo integrado por funcionarios de los ministerios de Defensa y las cancillerías que ya realizó tres reuniones para analizar las ideas que serán elevadas a presidentes" de los países de la Unasur.

Entre los "principios que regirán al Consejo", Garré mencionó "la defensa de la democracia, el respeto de los derechos humanos, la no discriminación, la subordinación a la autoridad civil, la promoción de la reducción de asimetrías y la defensa soberana de los recursos naturales". EFE

hd/nk/hma