Quantcast

Lima puede ser una oportunidad para ahondar debate de la Cumbre del G20

Quito, 17 nov (EFE).- La crisis financiera mundial planea sobre la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que se celebra esta semana en Lima y puede ser una oportunidad para ahondar en lo tratado por el Grupo de los 20 (G20) en su reciente reunión en Washington.

Durante la reunión clausurada el 6 de noviembre en Trujillo (Perú), los ministros de Finanzas de las 21 economías de APEC ya dieron muestras de la importancia que la crisis mundial va a tener en la cumbre de gobernantes de los días 22 y 23 de este mes.

En el comunicado final de su reunión, los ministros señalaron que la crisis afecta a "todos" los países del grupo, se comprometieron a actuar de manera coordinada y respaldaron el papel "decisivo" del Fondo Monetario Internacional (FMI) en ayudar a los afectados.

Pero además dos de las grandes potencias económicas asiáticas, Japón y Corea del Sur, habían planteado la necesidad de abordar la crisis como asunto central de la cumbre de Lima desde hace meses, y en el caso del primer país ese planteamiento cobró aun más peso, pues hoy se conoció que entró técnicamente en una recesión.

La economía de Japón se contrajo un 0,4 por ciento en términos reales, entre julio y septiembre, la segunda reducción trimestral consecutiva, según informó hoy el gobierno en un informe preliminar.

La otra gran potencia económica asiática, China, la mayor de los países en desarrollo, entiende que mantener la estabilidad interna de su economía ya es un gran aporte internacional ante la crisis, y parece más interesada en afianzar su presencia y sus relaciones comerciales en América Latina.

El presidente chino, Hu Jintao, que al igual que muchos de los líderes que estarán en Lima participó este sábado en la reunión del G20, es esperado hoy en Costa Rica y luego en Cuba, antes de viajar a Perú.

En los últimos cuatro años el volumen de comercio sino-latinoamericano y caribeño ha mantenido un promedio de crecimiento anual del 40 por ciento, "batiendo en 2007 el récord histórico de 100.000 millones de dólares", subrayó hoy en una entrevista publicada en el diario "El Comercio" de Lima.

"El hecho que los líderes de APEC se reúnan para discutir juntos los relevantes temas económico, financiero y comercial del mundo y buscar medidas adecuadas para reforzar la cooperación regional en respuesta común a los desafíos reviste un significado transcendental", afirmó Jintao sobre la reunión de Lima.

En la capital peruana estarán también los presidentes de Estados Unidos, George W. Bush, quien dejará el cargo el 20 de enero, el ruso, Dmitri Medvedev; el de Corea del Sur, Lee Myung-bak, y el primer ministro japonés, Taro Arso, entre otros gobernantes.

La presencia de Bush no garantiza que Estados Unidos presente propuestas concretas en este foro, dado que se encuentra en pleno proceso de transición hasta la asunción de Barack Obama, el 20 de enero.

Corea del Sur, cuya economía, como la japonesa, depende en gran medida de sus exportaciones, teme que la crisis financiera mundial derive en posiciones de proteccionismo comercial y sobre eso pondrá el acento el presidente Lee en Lima.

Lee aprovechará el viaje para visitar oficialmente Brasil y Perú y reunirse con los presidentes Luiz Inacio Lula da Silva y Alan García, respectivamente, para fomentar la cooperación en recursos naturales y energéticos.

El ruso Medvédev, que culpa a Estados Unidos de la crisis, defenderá en el foro de Lima la creación de un nuevo sistema económico libre de la hegemonía de cualquier país, además de considerar que a nivel regional o bilateral con algunos de sus socios se sustituya al dólar por las divisas respectivas.

Rusia también sufre los efectos de la crisis y ha visto como sus reservas internacionales se han reducido en un 20 por ciento desde agosto.

Se espera que el primer ministro australiano, Kevin Rudd, se centre más en asuntos específicos del APEC como el proyecto de crear un área regional de libre comercio en dos fases; la primera en el 2010 con solo los países más desarrollados del grupo y la segunda en 2020 con el resto. EFE

ei/ar/hma