Quantcast

Bidasoa-Txingudi diseña un recorrido para reforzar una identidad común

Irun (Guipúzcoa), 17 nov (EFE).- "El camino de la bahía", un recorrido que une Hendaya, Irun y Hondarribia, es la iniciativa con la que el Consorcio Transfronterizo Bidasoa-Txingudi pretende "poner en valor todos los aspectos que unen a las tres localidades y crear así una identidad común de la Bahía del Txingudi".

El alcalde de Irun y actual presidente del Consorcio Transfronterizo Bidasoa-Txingudi, José Antonio Santano, acompañado por el alcalde de Hondarribia, Aitor Kerejeta, y el teniente alcalde de Hendaya (Francia), Mikel Berra, han presentado hoy los detalles de esta iniciativa.

A lo largo de los casi 15 kilómetros del recorrido se han colocado un total 147 señales, la mayoría de las cuáles sirven para ofrecer información detallada de los puntos de mayor interés, mientras que otras se encargan de guiar al paseante hacia otras zonas de importante valor que no se encuentran en el propio camino.

José Antonio Santano ha destacado el valor simbólico que tiene esta unión física de los tres municipios, dado que "es un paseo que hacen muchos ciudadanos que nos permite bajo una identidad común compartir un recorrido en el que está presente la historia, la naturaleza, el patrimonio y la vida de las tres localidades".

El Consorcio Transfronterizo Bidasoa-Txingudi, que nació hace 10 años y que busca impulsar actuaciones conjuntas que dinamicen los tres municipios que lo integran, ha editado 20.000 ejemplares de un folleto de bolsillo con la información más destacada del camino que se distribuirán en las oficinas de información de las tres localidades.

Otros líneas de actuación previstas para impulsar el recuerdo histórico común de Irun, Hondarribia y Hendaya consistirán en programar actividades en los centros escolares, realizar un CD y una web con el itinerario virtual del camino o editar un DVD con testimonios reales sobre las relaciones transfronterizas durante la II Guerra Mundial, con especial hincapié en el contrabando o las aduanas. EFE

rh