Quantcast

Los amigos de Ussia sabían que los porteros de la discoteca eran agresivos

Pozuelo de Alarcón (Madrid), 17 nov (EFE).- Los compañeros de Álvaro Ussía, el joven de 18 años que murió el pasado sábado tras recibir una paliza de los guardias de seguridad de la discoteca El Balcón de Rosales, han dicho hoy que sabían que los porteros eran "gente agresiva" y que dejaban consumir alcohol a pesar de ser menores.

"Nos pedían el carné pero hacían la vista gorda y nos decían pasad, pasad, y dentro podíamos consumir alcohol sin problemas", han asegurado P.E., R.B. y M.V., tres chicas de 17 y 18 años que estuvieron con Álvaro esa noche, aunque abandonaron el local antes de la trifulca.

"Nos han dicho que cuando llegó la ambulancia e intentaron reanimar a Álvaro, que estaba inconsciente en el suelo, la gente se reía porque estaba todo el mundo muy borracho", ha relatado una de ellas.

Las tres eran compañeras de clase del fallecido, que cursaba 2º de Bachillerato en el colegio católico Monte Tabor, en Pozuelo de Alarcón, donde esta mañana han guardado un minuto de silencio y han celebrado una misa en memoria del estudiante.

En las puertas del centro, con una foto de Álvaro como telón de fondo, los adolescentes se han congregado en torno a varias pancartas en las que se podía leer "Ussía no te olvidaremos" y "Ussía yo no te olvidaré".

Con emoción contenida han reclamado que se haga justicia y han defendido la personalidad de su amigo.

"Álvaro era un chico normal que no iba a liarla. Esa noche se lo estaba pasando bien, celebrábamos que habíamos terminado los exámenes de la primera evaluación, no había bebido y no buscaba problemas", han recalcado.

"Nunca habíamos visto una cosa así", han lamentado a pesar de reconocer que habían estado en la misma discoteca otras veces y que conocían la forma de actuar de los vigilantes.

Todos han coincidido en definir al fallecido como una persona graciosa, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar con una sonrisa de oreja a oreja y con planes de futuro.

"Se iba a sacar el carné de conducir el próximo día 24, quería viajar y estudiar Empresariales", han recordado.

Sus compañeros tiene previsto entrevistarse con responsables de la Delegación de Gobierno y de la Comunidad de Madrid para reclamar "test sicológicos" en la selección del personal de vigilancia, más policías en las calles de Madrid, mayor control de los horarios de cierre de los locales y del consumo de alcohol y endurecimiento de las penas.

"Queremos avisar que no somos carnaza, que esto no va a quedar así, que se va a hacer justicia sin ponernos al nivel de los verdugos, con inteligencia, no con violencia", han incidido.

El director de Monte Tabor, Juan Antonio Perteguer, ha confirmado a Efe que el centro no descarta presentarse como acusación particular en el proceso judicial que se inicie por la muerte de Álvaro Ussía y se ha mostrado satisfecho por la actitud de los alumnos que ayer se convocaron mediante teléfonos móviles para rezar.

"No se ha oído un sólo grito contra los asesinos, ni contra los matones, pero vamos a movilizarnos de forma pacífica para que esto cambie y la muerte de Álvaro no sea en vano. Tiene que haber un antes y un después", ha recalcado Perteguer.

"La diversión de nuestros jóvenes -ha continuado- está en manos de desalmados que sólo quieren euros y les dan alcohol. Queremos respuestas porque los padres no podemos vivir cada fin de semana con la angustia de no saber dónde van nuestro hijos". EFE

mvg/fv/br