Quantcast

Garmendia admite que es necesario mejorar el diálogo con los estudiantes

Barcelona, 17 nov (EFE).- La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha admitido hoy que es necesario establecer mejores canales de diálogo con los estudiantes para despejar las dudas que planean sobre el proceso de Bolonia y que, cree, obedecen muchas veces a "problemas que no existen".

Garmendia, que ha presentado en Barcelona la Estrategia Universidad 2015, ha asegurado que mejorar la comunicación con los alumnos "es nuestra responsabilidad", poco después de que unos 500 estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ocuparan de manera pacífica varias aulas de este campus en contra de Bolonia.

"Es nuestra responsabilidad. No podemos tener estudiantes que tengan dudas. Hay que establecer canales de diálogo e invertir el esfuerzo necesario para resolver inquietudes que muchas veces se acaban convirtiendo en problemas donde no los hay", ha dicho la ministra, tras conocer el acto de protesta de la UAB.

En declaraciones a los periodistas antes de explicar los planes de su ministerio en el campus de comunicación de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Garmendia ha abogado por explicar los beneficios de Bolonia "con casos concretos".

En esta línea, ha señalado que "todos nos acordamos de profesores buenísimos y que eran los que aplicaban el concepto de Bolonia", al tiempo que ha intentado tranquilizar a los estudiantes asegurando que "no va a haber una mercantilización de la universidad", la principal denuncia de los colectivos que se oponen al actual proceso de creación de un espacio único de educación superior en Europa.

La responsable de la política de las universidades ha subrayado que Bolonia supondrá "un compromiso con la sociedad y la economía del país", pero que "vamos a defender todas las áreas de conocimientos y los grados que sean necesarios".

Garmendia ha afirmado que Bolonia permitirá, entre otras cuestiones, que los estudiantes puedan moverse por Europa sin tener que esperar dos años para homologar su título y emprender allí un camino profesional, o contar con más estudiantes y profesores extranjeros en España.

A su juicio, los estudiantes en ocasiones tienden a creer que "todo es Bolonia" olvidando que existen problemas más estructurales como el de la financiación de la universidad, que "nada tienen que ver con Bolonia".

La ministra se ha encontrado con una protesta estudiantil antes de iniciar el acto programado y se ha entrevistado durante unos minutos con una delegación de la quincena de jóvenes que se manifestaban contra Bolonia.

Los estudiantes, pertenecientes a colectivos de asambleas de la UPF y al Sindicat d'Estudiants del Països Catalans (SEPC), han desplegado pancartas con lemas como "La universidad al servicio del pueblo. Ni de las élites ni del mercado" y "Los estudiantes queremos poder decidir cómo es la universidad pública".EFE

mje/pll/pv