Quantcast

TS confirma sentencia que desestimó demanda de Rajoy y Mayor contra Arzalluz

Madrid, 17 nov (EFE).- El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la sentencia que desestimó una demanda del presidente del PP, Mariano Rajoy, y el eurodiputado Jaime Mayor Oreja contra el ex presidente del PNV, Xabier Arzalluz, por unas declaraciones sobre los intereses de la familia Mayor Oreja en empresas privadas de seguridad.

Así lo ha acordado la Sala de lo Civil del TS en una sentencia, en la que desestima los recursos interpuestos por Rajoy y Mayor Oreja contra la dictada, en julio de 2003, por la Audiencia Provincial de Vitoria.

La demanda de protección del derecho al honor fue presentada por unas declaraciones de Arzalluz en febrero de 2002.

En ellas dijo: "no quiero pensar que Rajoy esté anunciando un principio de privatización de la policía" y que haya que "acudir a las compañías privadas en las que, por cierto, la familia Mayor Oreja tiene amplios intereses".

Un juzgado de Vitoria desestimó esta demanda, lo que posteriormente confirmó la Audiencia Provincial de Vitoria.

La Audiencia de Vitoria desestimó así el recurso de Rajoy y los hermanos Jaime, José María y Carlos Mayor Oreja y les impuso las costas del recurso, lo que confirma el TS.

En esta sentencia, la Audiencia consideró que Arzalluz no realizó una imputación de connivencia o prevaricación entre Rajoy, entonces ministro de Interior, y la familia Mayor Oreja y que dichas declaraciones tampoco suponen una vulneración del derecho al honor de ninguno de los demandantes.

Concluyó además que estas declaraciones entran dentro de la libertad de expresión de un político sobre un asunto de interés general y de la libertad de información, ya que considera "veraz" la afirmación de que la familia Mayor Oreja tiene "intereses" en empresas privadas de seguridad.

El fallo recogía que, según el Boletín Oficial del Registro Mercantil, José María Mayor Oreja es consejero de una empresa dedicada a la prestación de servicios de vigilancia, protección y defensa de empresas y preside la compañía Falcón Contratas y Seguridad, de la que es apoderado su tío Marcelino Oreja.

Además, los tres hermanos de la familia Mayor Oreja fueron socios hasta 1994 en una sociedad que tuvo "porcentajes más o menos significativos" del capital de dos empresas de seguridad.

Según el Alto Tribunal, el requisito de la veracidad se cumplió en las opiniones de Arzalluz, "como lo demuestra la amplia prueba documental aportada en la contestación a la demanda interpuesta por los recurrentes", documentos que no se impugnaron.EFE

cr/rs