Quantcast

La UAB abre la primera oficina de una universidad española en China

Shanghai (China), 17 nov (EFE).- La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) presentó hoy en Shanghai la primera oficina permanente de una universidad española en China, con la que se pretende garantizar que la oferta de estudiar en la UAB es excelente para los jóvenes chinos, dijo a Efe su rector, Lluís Ferrer.

"Muchas familias chinas tienen un solo hijo, y ahorran toda la vida para el momento en que va a estudiar a la universidad, por lo que la decisión es importantísima y quieren tener toda la información, y un conocimiento personal, antes de decidir enviarlo a Londres o a Barcelona", explicó Ferrer.

"Por eso creo que es importante tener aquí un punto permanente de información", señaló, "porque no están preparados para tomar decisiones como enviar a un hijo a estudiar a Europa a partir de información en una página web. Quieren mucho más contacto personal".

Otras universidades foráneas y escuelas de negocios han tenido éxito con una oficina permanente en China, y ahora lo que la UAB pretende es hacer "lo que otros países ya han hecho hace tiempo", dijo, "mostrar que somos un país con un gran potencial científico y un punto de atracción e intercambio de personas y conocimiento".

Según Ferrer, la UAB es de hecho la primer universidad española en atracción de estudiantes chinos, con unos 150 alumnos (cerca del 10 por ciento de cuantos acuden a estudiar a España), y cuenta con 22 acuerdos marco bilaterales con distintas universidades del país asiático, para el intercambio de estudiantes en ambas direcciones.

Ese aspecto está ya muy avanzado, pero ahora hay que "avanzar en el intercambio de profesores y en el desarrollo de proyectos conjuntos de investigación, ahí es donde está el futuro", señaló a Efe por su parte Montserrat Pallarès, vicerrectora de Investigación de la UAB, aunque recordó que hacerlo bien "requiere su tiempo".

El objetivo de la nueva oficina permanente en Shanghai, que se suma a otras representaciones de distinto tamaño que la UAB ya tiene en ciudades como Bruselas o México, es atraer estudiantes de licenciatura, máster y doctorado, y fomentar la investigación conjunta y los intercambios.

Según los estudios que se cursen, las clases en la UAB son en castellano, catalán o inglés, pero a pesar de las barreras del lenguaje, "uno de los destinos que recomiendo constantemente (a los alumnos que quieren estudiar en el extranjero) es España, Cataluña y la UAB", afirmó el hispanista Chang Shiru.

Para Chang, catedrático de Filología Hispánica de la Universidad de Lenguas Extranjeras de Pekín, las razones son numerosas.

Entre ellas mencionó "el alto nivel docente, la amplia oferta de programas, la apertura y democracia universitarias, el rigor académico y docente, la calidad profesional de los profesores, la calidad humana, la hospitalidad del pueblo, el alto nivel de vida, la excelente relación calidad-precio y el medio ambiente saludable".

China cuenta con más de un millón de estudiantes chinos en el extranjero, y más del 90 por ciento de ellos lo pagan del propio bolsillo de sus familias, recordó Chang. EFE

jad/ibr