Quantcast

Director de CNTC cree que la crisis no afecta al teatro a diferencia del cine

Alicante, 17 nov (EFE).- El director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), Eduardo Vasco, ha declarado que la actual crisis económica no ha hecho que el público deje de ir a los escenarios, aunque sí que el cine "deje poco a poco de ser interesante en la sala", a favor del formato DVD.

En una rueda de prensa para presentar en el Principal de Alicante "El Pintor de su Deshonra", de Calderón de la Barca y en la que Vasco es el director, ha explicado que la crisis en los bolsillos de los españoles provoca que se "seleccione más, pero no que se deje todo (el ocio) de golpe", lo que, en su opinión, ayuda al teatro.

"En España hay un teatro y una cartelera estupenda, con montajes magníficos que hace que el público responda", lo que se refleja en que "la gente no deja de ir a las salas, casi todo lo contrario".

En este sentido, ha abundado en que la "realidad" es que se hace "mejor teatro ahora que hace algunos años" en todos los aspectos, como por ejemplo en la calidad de los escenarios: "Hace 15 años la infraestructura de giras en los teatros en España era triste y ahora mismo es fantástica".

Pese a que la crisis también incide en los costes de producción de las obras, ha apuntado que el teatro se hace básicamente "con imaginación y actores", otro factor que beneficia al sector.

Según Vasco, esta coyuntura económica ha coincidido con un cine que está "poco a poco dejando de ser interesante en la sala porque lo tienes en tu casa a un precio más módico, en tu sillón y con tu pijama".

"El cine deja de ser una alternativa de ocio tan potente como lo era hace un tiempo, y creo que el teatro ha ganado", ha sostenido antes de vaticinar que "casi todas las grandes salas que antaño se dedicaban al cine, acabarán otra vez en el teatro si éste demuestra su capacidad de negocio".

El director de la CNTC ha calificado el cierre de salas de cine experimentado en los dos últimos años de "espectacular" y de "realidad aplastante", sobre todo en las grandes ciudades, como es el caso de Madrid. EFE

ams/ero