Quantcast

CCOO: se han acordado garantías de empleo en BBK, Kutxa y las subcontratas

Bilbao, 17 nov (EFE).- CCOO ha asegurado hoy que el acuerdo laboral suscrito para la integración de BBK y Kutxa establece garantías de empleo en ambas cajas de ahorro y también en las empresas subcontratadas que prestan servicios informáticos a esas entidades.

Representantes de este sindicato han explicado en Bilbao el contenido del acuerdo suscrito entre BBK, Kutxa y CCOO y Pixkanaka, en el que se sientan las bases para la homologación de las condiciones laborales entre las plantillas de las dos cajas de ahorro, que en gran medida giran en torno a las establecidas en la entidad vizcaína, tomada como referencia para unificar la jornada de trabajo.

Entre otras cuestiones, los firmantes han acordado la concesión de una gratificación especial de 1.250 euros para cada trabajador de BBK y Kutxa en consideración al esfuerzo que la plantilla tendrá que realizar en el proceso de fusión.

Dicha gratificación será abonada finalizado el proceso de integración, en el primer trimestre de 2010, según el acuerdo, del que CCOO ha asegurado que cuenta con el apoyo de más del 60% de las representaciones sindicales del conjunto de ambas cajas.

El responsable de este sindicato en la BBK, Patxi Ruiz, ha destacado que su contenido da estabilidad y seguridad jurídica a las plantillas ante el proceso de fusión.

En su opinión, suponen "un hito" las garantías de empleo que introduce en relación a las plataformas que ofrecen servicios informáticos a las cajas, que son externas y en las que trabajan unas 400 personas.

El acuerdo, que en su conjunto afecta a más de 6.000 empleados, garantiza la aplicación de los respectivos convenios colectivos de BBK y Kutxa durante el proceso de fusión.

Adelanta, sin embargo, la homologación de algunas cuestiones como la jornada laboral, que la unifica en torno a la vigente en BBK, tanto en número de horas (1.560) como en su distribución (tardes y períodos de jornada intensiva), en un proceso que deberá estar concluido el 1 de enero de 2011 y que supondrá una reducción horaria para los trabajadores de Kutxa.

Además, y mientras no exista un convenio único, al personal que se integre en la caja fusionada se le aplicará el convenio vigente en BBK.

El acuerdo suscrito establece, asimismo, las condiciones para aplicar prejubilaciones, que pueden afectar a entre 250 y 300 personas, según CCOO.

Estas prejubilaciones afectarán a las personas nacidas en 1949, 1950 y las que en los dos próximos años la suma de su edad y de sus años de servicio sume 100.

Las cajas también renuncian a los traslados forzosos y se extiende la movilidad geográfica existente en Kutxa, que es la más favorable a las dos plantillas.

El acuerdo también mejora la aportación de la empresa a las Entidades de Previsión Voluntaria, que en el caso de los trabajadores de BBK se incrementa en cerca de un 5% y en el de los empleados de Kutxa supone casi duplicarla, según CCOO.

Asimismo, los firmantes se comprometen a iniciar una negociación para homogeneizar las condiciones laborales de las plantillas de ambas entidades antes del vencimiento de los actuales convenios vigentes (31 de diciembre de 2010).

Incluye, además, garantías profesionales para los representantes de los sindicatos de las cajas objeto de la fusión, cuya labor no supondrá merma en el acceso a la carrera profesional, y establece ayudas económicas para las secciones sindicales (1.000 euros por delegado en 2009).

En el acto informativo, los secretarios generales de la Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CCOO en el ámbito estatal y en Euskadi, Jesús María Martínez y Carlos Fernández, respectivamente, han mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado.

A su juicio, el acuerdo contribuye a configurar una caja "más fuerte, más social, más plural y más participativa", por lo que han confiado en que el próximo día 28 las asambleas de BBK y Kutxa ratificarán el proceso de fusión. EFE

cc