Quantcast

Azkarraga defiende que prejubilados forzosos antes 2001 cobren 100% pensión

Vitoria, 17 nov (EFE).- El consejero de Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga, ha subrayado hoy su compromiso de apoyar y defender todas las medidas necesarias para que las personas prejubiladas forzosamente antes de 2001 cobren el cien por cien de la pensión a partir de los 65 años con más de 35 años cotizados.

Azkarraga ha intervenido en Vitoria en un acto organizado por la Federación Vasca de Asociaciones de Prejubilados y Pensionistas (FEVAAS) sobre la problemática de las prejubilaciones anticipadas.

Las prejubilaciones en España se penalizan con coeficientes reductores que se aplican sobre la pensión de un trabajador que se retira antes de los 65 años, pero estos coeficientes no son los mismos para todos.

Así, para los prejubilados antes de 2001 la ley general de la Seguridad Social penalizaba la salida del mercado laboral restando un ocho por ciento de la pensión por cada año hasta cumplir los 65.

En el acto de hoy la FEVVAS ha vuelto a reclamar a la administración central que los que se prejubilaron de forma no voluntaria antes de esa fecha puedan percibir el 100% de la pensión una vez que cumplan 65 años y hayan cotizado a la seguridad social más de 35 años.

Esta situación afecta, según la Federación, a unas 20.000 familias vascas.

Además, la FEVVAS también pide tener representatividad en estos temas que afectan a los pensionistas ya que, según ha recordado el responsable de la Federación en Álava, José Luis Ortiz de Zárate, los que acceden a la situación de prejubilación o jubilación no pueden afiliarse a un sindicato.

Azkarraga, tras reclamar una vez más al Estado las competencias para Euskadi en materia de Seguridad Social, ha mostrado el apoyo y el compromiso del Ejecutivo vasco a todas las medidas encaminadas a garantizar el cobro del 100% de la pensión a los prejubilados forzosos antes de 2001 cuando alcancen la edad de 65 años.

El consejero ha censurado también el uso de la jubilación anticipada derivado de procesos de regulación de empleo porque "presenta efectos negativos para la formación de los derechos pasivos de los trabajadores afectados" y fomenta el crecimiento de "pasivos artificiales al convertir en pensionistas a quienes son desempleados".

También ha expresado su preocupación porque, según datos de 2006, el 30% de la población que se jubiló tenía menos de 61 años, un porcentaje que en su opinión es "excesivamente alto".

Durante su intervención, Azkarraga ha recordado la apuesta "clara" del Gobierno Vasco por la "Euskadi social" y ha recordado en este sentido la normativa aprobada por el Ejecutivo vasco que garantiza la elevación de las cuantías de las pensiones más bajas por vejez, invalidez o viudedad hasta alcanzar como mínimo el cien por cien del Salario Mínimo Interprofesional.

Esta medida, ha indicado el consejero, tiene un coste de 24,77 millones de euros anuales y, de ella, se beneficiarán más de 20.000 personas. EFE

rmv